N. de la T.
Traducción y otros animales

Diferencias entre la traducción jurídica y la jurada

A menudo nos damos cuenta de que todavía existe cierta confusión sobre cuáles son las diferencias entre la traducción jurídica y la jurada. Para que queden bien claras y para que decidas qué tipo de traducción necesitas, hemos preparado esta entrada.

La traducción jurídica

La traducción jurídica hace referencia a temas relacionados con el derecho o la ley. Dentro de esta categoría encontramos, principalmente, contratos de todo tipo, pero también certificados, escrituras y resoluciones judiciales, entre otros. Así pues, es un tipo de especialización, como podrían ser la médica, técnica, publicitaria, etc.

Para conseguir una buena traducción jurídica es fundamental contar con los servicios de un traductor nativo especializado en este ámbito.

La traducción jurada

La traducción jurada, en cambio, no pertenece a un ámbito de especialidad concreto, aunque muchas veces los documentos que haya que traducir sean del ámbito jurídico (¡y de ahí la confusión!). Simplemente es una traducción oficial que debe estar firmada y sellada por un traductor jurado.

Para llevar a cabo un trámite oficial en el extranjero, por ejemplo, es necesario proporcionar una traducción jurada al idioma de la entidad donde se presentan los documentos. Estos documentos pueden ser, entre otros: certificados de matrimonio, partidas de nacimiento, certificados de antecedentes penales, certificados médicos o certificados académicos.

Esta especialización solamente la puede desarrollar un traductor jurado. Es decir, un traductor que ha sido acreditado por las autoridades competentes del país que corresponda. En España, el organismo encargado de acreditar traductores e intérpretes es el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación. La Generalidad de Cataluña también cuenta con un registro propio de traductores e intérpretes jurados.

La función de este traductor es similar a la de un notario: asegura que su versión es fiel al documento original. Para certificarlo, la entrega firmada y sellada y la adjunta a una copia del documento original. Por este motivo, las juradas solo son válidas en papel y no en formato electrónico. Si tienes que realizar un trámite oficial y necesitas una, no te pierdas esta entrada del blog sobre los 6 pasos básicos para encargar una traducción jurada.

Diferencias entre la traducción jurídica y la traducción jurada

¿Las juradas son mejores que las jurídicas?

¡En absoluto! No hay ninguna diferencia en cuanto a la calidad, siempre que ambas sean obra de traductores cualificados y especializados. Las juradas, sin embargo, tienen un precio más elevado que las normales por el carácter legal que tienen y el trabajo adicional que implican.

Diferencias entre la traducción jurídica y la jurada

¿Todavía tienes dudas? Hemos preparado esta tabla para que, de un solo vistazo, puedas ver las diferencias entre los dos tipos:

 Traducción jurídicaTraducción jurada
Tipo de documentosDocumentos del ámbito del derecho o de la ley (contratos, certificados, escrituras, etc.).Un documento de cualquier ámbito que necesita una traducción certificada con validez legal.
FormatoSuele tener formato electrónico (documento de texto, pdf, ppt, etc.).Impresa en papel y adjunta a una copia del documento original.
Quién las haceUn traductor cualificado, que no está necesariamente certificado como traductor jurado.Un traductor oficial certificado por la autoridad competente del país que corresponda.
PrecioMás económico que el de la jurada.Más elevado que el de la jurídica simple.

¿Necesitas una traducción jurídica o una jurada? Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a conseguir la que quieres.

 


Foto destacada: Christian Stahl
Fotos: Giammarco Boscaro, rawpixel

Déjanos un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *