N. de la T.
Traducción y otros animales
correcció de textos

Corrección de textos profesional: una garantía de calidad

Hoy en día todas las empresas generan un gran número de textos de todo tipo: desde cartas hasta catálogos, pasando por páginas web. Estos textos son un reflejo más de la imagen que proyectas. Si tus materiales lingüísticos están mal redactados o contienen muchos errores, no causarás una impresión óptima en los clientes potenciales. Nuestro servicio de corrección de textos profesional te ayudará a mejorar tu imagen.

La importancia de la corrección de textos profesional

corrección de textosAl escribir, todos cometemos errores. Es algo inevitable, también para los lingüistas. Un acento de más o de menos, una coma mal colocada, una letra extra por un golpe involuntario en el teclado… Son pequeñas cosas que es muy difícil detectar en el texto que hemos estado horas escribiendo.

Tal vez piensas que pasar el corrector automático del procesador de textos cuando has terminado de escribir es suficiente. A pesar de que es una herramienta muy útil en el proceso de corrección, no resuelve todos los problemas. En este artículo de David Sánchez para el blog de Fundéu, verás algunos ejemplos. Son palabras que pasarían inadvertidas al corrector, pero serían un error en el texto.

Por todo ello, es importante confiar esta tarea a un corrector profesional. Las personas que se dedican a la corrección de textos profesional cuentan con formación específica para detectar tanto estos pequeños problemas como otros más importantes: por ejemplo, cuestiones gramaticales o sintácticas que solamente suelen dominar los profesionales lingüistas.

corrección de textos

Qué se hace en una corrección

Durante el proceso de corrección de textos profesional, se detectan los distintos problemas que puede presentar el texto. Por un lado, se corrigen errores ortográficos y gramaticales, y también se comprueba que se han aplicado de manera uniforme ciertos criterios y convenciones. En otras palabras: la ortotipografía, es decir, el uso de tipos de letra (como cursiva o negrilla), de símbolos, de abreviaturas, entre otros. En algunos ámbitos a esta fase se la denomina corrección ortotipográfica.

Por otro lado, también pueden corregirse aspectos que no son propiamente errores. Nos referimos a cosas como palabras repetidas en exceso, expresiones poco genuinas, incoherencias, etc. Se trata de pulir el texto para que el uso de la lengua sea más propio. Y, sobre todo, para que sea más fácil entenderlo. Esta fase se llama corrección de estilo.

Para más información sobre la tarea del corrector, consulta el decálogo para encargar la corrección de un texto de la Unión de Correctores.

Así, pues, tanto si piensas que tus materiales necesitan revisión ortotipográfica como de estilo, pídenos un presupuesto sin compromiso. En Ampersand trabajamos con correctores de textos profesionales para poder adaptarnos a tus necesidades. Y no olvides que, para garantizar una calidad aún mayor, también disponemos del servicio de revisión de arte final.

Déjanos un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *