N. de la T.
Traducción y otros animales
usos incorrectes del gerundi, gerundi, recomanacions lingüístiques

Arreando, que es gerundio. Usos incorrectos del gerundio

En esta nueva entrada de recomendaciones lingüísticas hablaremos de un tema que suele generar dudas en español: ¿cuáles son los usos incorrectos del gerundio?

¿Qué es el gerundio?

El gerundio es, junto con el participio y el infinitivo, una forma verbal no personal y tiene valor adverbial. Termina en -ando en los verbos de la primera conjugación (cantar > cantando), y en -iendo en los de la segunda (comer > comiendo) y en los de la tercera (salir > saliendo). Además, el gerundio sirve para formar perífrasis verbales, como estoy cantando, continúo comiendo, sigo saliendo.

Criterios normativos del gerundio

Tradicionalmente, el gerundio debe cumplir las tres condiciones siguientes para que se considere correcto:

  1. que actúe como adverbio (complemento circunstancial) o como verbo;
  2. que exprese una acción simultánea o anterior a la del verbo principal, o que sea tan inmediata que se pueda percibir como simultánea;
  3. que el sujeto del gerundio y el del verbo principal sean el mismo o que le gerundio tenga un sujeto propio. Con verbos de percepción física el sujeto puede ser el complemento directo del verbo principal: «Oí a los pájaros cantando».

Usos incorrectos del gerundio

Gerundio de posterioridad

Aunque podemos encontrar numerosos ejemplos de este uso en textos clásicos, hoy en día se considera incorrecto el uso del gerundio cuando solo introduce una sucesión temporal.

 Compró sellos, estámpandolos luego en los sobres que debía enviar.

En estos casos, es recomendable buscar reformulaciones del tipo «Compró sellos y los estampó luego en los sobres que debía enviar» o «Habiendo comprado sellos, los estampó en los sobres que debía enviar».

gerundio, usos incorrectos del gerundio, recomendaciones lingüísticas
El gato se tumbó, cayendo dormido al instante.

Sin embargo, este tipo de gerundio se considera más aceptable cuando la posterioridad es tan inmediata que casi parece simultaneidad o cuando se observa una relación de tipo causal entre el verbo principal y el gerundio:

Salió del bar, dirigiéndose a su trabajo.

Lo empujó con fuerza, tumbándolo al suelo de imprevisto.

La Nueva gramática de la lengua española (2009) indica que «en caso de duda entre la interpretación de simultaneidad y la de posterioridad, se recomienda evitar la construcción de gerundio, sobre todo si no es posible relacionar la oración principal y la subordinada de gerundio mediante algún tipo de inferencia causal o consecutiva.

Gerundio especificativo

Se trata de un galicismo. El gerundio actúa como lo haría un adjetivo especificativo o una oración subordinada adjetiva.  En la mayoría de casos, debería sustituirse por que + verbo en forma personal.

 Se ha modificado la ley penalizando el maltrato animal. Se ha modificado la ley que penaliza el maltrato animal.

 Hemos leído un cartel anunciando una huelga. > Hemos leído un cartel que anunciaba una huelga.

La gramática normativa solo admite dos gerundios especificativos: hirviendo y ardiendo«Necesitaremos una olla de agua hirviendo»; «Se quemó con una vela ardiendo».

El gerundio partitivo

Este uso incorrecto del gerundio se emplea para hacer una precisión sobre un subconjunto o parte de un todo:

 Vieron pasar volando a tres aves, siendo dos de ellas muy coloridas.

La solución es suprimir el gerundio e introducir una expresión partitiva con pronombre relativo (entre los que o los cuales / de los cuales), y transformar el verbo ser o estar en una forma personal:

Vieron pasar volando a tres aves, dos de las cuales eran muy coloridas.

Los usos incorrectos del gerundio descritos en esta entrada están recogidos por las principales obras normativas, como la RAE. Sin embargo, no podemos descartar que lleguen a admitirse algún día, teniendo en cuenta la frecuencia con que se emplean en algunos casos.

El equipo de correctores de Ampersand Traducciones tiene una gran experiencia en la corrección de textos de todo tipo y garantiza la calidad lingüística de los textos revisados así como la adecuación a la normativa vigente.

 

Déjanos un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *