Razones para traducir
Internacionalización: un elemento decisivo para convencer a sus clientes
En Ampersand ofrecemos servicios de traducción profesionales completos y eficaces para hacer realidad la internacionalización de las empresas y las instituciones mediante la traducción y la adaptación de todos sus contenidos y sus soportes comunicativos. Para ayudar a organizaciones como la suya a hacer llegar su mensaje a su cliente, esté donde esté y hable el idioma que hable.
5 razones para traducir
Traducir incrementa su mercado
Traducir amplía automáticamente el mercado potencial al incluir a los clientes de los países en los que no se habla el idioma de la empresa. Cuanto menor sea el número de hablantes de su idioma, más mercado potencial deja pasar por el hecho de no presentarse al mundo en más idiomas. El mundo, sin embargo, es tan diverso lingüísticamente que ningún idioma por sí solo es suficiente para llegar a toda la población.
Traducir mejora la imagen de su empresa
Traducir es una buena estrategia de imagen y relaciones públicas, ya que incrementa la sensación de proximidad y la confianza del cliente potencial en su empresa, así como la receptividad hacia su producto o servicio. También es un ejercicio de responsabilidad social corporativa, ya que es una muestra de respeto de su empresa por la identidad cultural y lingüística del cliente, que este premiará con su fidelidad.
Traducir favorece el éxito de sus productos
Traducir mejora la experiencia de uso de cualquier producto o servicio, ya que lo hace más comprensible, familiar y agradable. Unas instrucciones bien escritas y en el idioma habitual del cliente son la mejor forma de iniciar la relación entre este cliente y su producto.
Traducir reduce sus costes
Traducir reduce el tiempo de aprendizaje de cualquier producto o servicio, especialmente en el caso de los más técnicos y de mayor valor añadido. Esto ayuda a reducir los costes de formación de los usuarios, pero también los de asistencia y atención posventa, ya que minimiza el número y la dificultad de los problemas de asistencia.
Traducir le introduce en categorías superiores de calidad y precio
Traducir aumenta la percepción general de valor del producto o servicio y, por lo tanto, el precio que el cliente está dispuesto a pagar. La traducción es una prestación más de su producto o servicio, y una parte de su cadena de valor. Como tal, es parte del coste y, también, parte del valor para el cliente generado por el producto... y capturado por su empresa mediante el precio.