N. de la T.
Traducción y otros animales
traducir licitaciones

Traducir licitaciones: un viaje de ida y vuelta

Imagínate que tu empresa ha decidido participar en un proceso de contratación pública en otro país. Y para eso, claro, tenéis que entender las condiciones de la licitación para ver si os conviene participar en ella. Y, en caso de hacerlo, tendréis que presentar la documentación en el idioma del país en cuestión. Esto significa que la tendréis que traducir, ¿verdad? Tranquilo: en Ampersand tenemos experiencia en traducir licitaciones.

¿Qué son las licitaciones?

En pocas palabras, son procesos de contratación pública que están abiertos a la presentación de propuestas técnicas y económicas de distintas empresas. La finalidad de estos procesos es que la entidad que haya convocado la licitación pueda elegir la oferta más adecuada, tanto en lo referente a características técnicas como económicas.

Los hay de distintos tipos: según el volumen del proyecto, el tipo de concurso, etc. Si echáis un vistazo a este artículo de Ok Diario encontraréis información al respecto. Nosotras, como podéis intuir en la introducción, nos centraremos en el aspecto en el que más útiles os podemos ser: traducir licitaciones.

traducir licitaciones

¿Cómo te podemos ayudar a traducir licitaciones?

En este tipo de contrataciones, los candidatos tienen que presentar varios tipos de documentación. Esto implica mucho trabajo, análisis y elaboración de documentos por vuestra parte. Si queréis presentar vuestra oferta en un idioma que domináis, no nos necesitaréis para nada. Sin embargo… ¿qué pasa si la licitación en cuestión se realiza en una lengua que no domináis?

Aquí es donde una empresa de traducción con experiencia como Ampersand os puede ayudar, ya que conocemos el funcionamiento de estos procesos y entendemos vuestras necesidades. Y lo conocemos porque, entre otras cosas, nosotros también hemos participado en concursos. Sabemos que vuestro esfuerzo no servirá de nada si la documentación no se presenta redactada correctamente en el idioma pertinente. Como decimos en el título de este post, este tipo de proyectos pueden ser un viaje de ida y vuelta. Ahora os contamos por qué.

Viaje de ida y vuelta

En general, nuestros clientes no tienen muchas dificultades para entender las condiciones de las licitaciones. En la mayoría de los casos, se presentan a procesos que utilizan el mismo idioma que la empresa u otro que dominan, como puede ser el inglés o el francés. En estas ocasiones, la empresa licitadora entiende las condiciones, valora si le interesa presentarse al concurso y elabora la documentación en la lengua que domina. Si resulta que el concurso se realiza en otra lengua, lo más habitual es que recurra a una empresa de traducciones para que esta asuma la traducción.

No obstante, a veces las licitaciones se realizan en idiomas que el licitador no domina. Evidentemente, un caso extremo son las licitaciones en chino. Antes de presentarse, la empresa licitadora necesitará traducir los pliegos técnicos y administrativos a una lengua que entienda y, a continuación, valorará la participación o elaborará la documentación necesaria para participar. Igualmente, en este caso se tendrá que traducir la oferta preparada al chino (o al idioma que corresponda).

traducir licitaciones

¿Qué, quién, cómo?

Hasta aquí todo está muy claro, ¿verdad? Básicamente, hay que traducir todos los documentos que tengáis que presentar. Y aquí llega la primera pregunta que os tenéis que hacer: «¿Qué hay que traducir?». A modo de ejemplo no exhaustivo, aquí tenéis una lista de algunos de los documentos que será necesario trasladar al otro idioma:

  • Pliegos de condiciones
  • Currículos de las personas que formarán el equipo ejecutor
  • Informes de proyectos anteriores similares
  • Traducción jurada de títulos profesionales
  • Traducción jurada de documentos personales, en el caso de que se tengan que tramitar permisos de residencia y trabajo
  • Contratos para trabajadores locales
  • Documentos que confirmen el debido estado financiero del licitador

Otra pregunta que hay que formularse en «¿Quién tiene que hacer esta traducción?». Sí, es muy tentador encargársela a aquella persona de vuestra empresa que (¡oh, qué bien!) sabe inglés, francés o el idioma que os interesa. Pero tenéis que valorar dos cosas: la primera es que, en general, ser hablante de una lengua no garantiza saber traducir; la segunda es que, aunque no lo parezca, el tiempo que aquella persona dedica a traducir también lo cobra y, seguramente, no dispondrá de herramientas para ser tan eficiente como un traductor profesional. Y, evidentemente, mientras esté traduciendo no llevará a cabo las tareas que le son propias.

Y de aquí pasamos a la tercera pregunta: «¿Cómo tenemos que actuar, pues, para presentar la documentación en el idioma pertinente?». Muy sencillo: contratad los servicios de una empresa de traducción profesional. De esta forma os aseguraréis la máxima eficiencia y, si es necesario, la capacidad de distribuir la traducción entre varios traductores.

¿Distribuir? Sí, distribuir. Siempre recomendamos que los proyectos de traducción sean asumidos por una única persona, pero a veces la elaboración de la documentación consume una parte importante del plazo para la presentación y es necesario crear una equipo capaz de traducir simultáneamente para cumplir plazos.

traducir licitaciones

En resumen, si necesitáis traducir licitaciones…

Os recomendamos que, si tenéis previsto presentaros a cualquier proceso de contratación pública, os pongáis en contacto con una empresa de traducciones y os informéis con antelación sobre cuánto tiempo es necesario para traducir licitaciones. Así os aseguraréis una traducción de la mejor calidad y cumpliremos, todos, el plazo.

Para cualquier consulta o información sobre traducir licitaciones, no dudéis en poneros en contacto con nosotras, ya sea mediante el formulario de presupuesto o llamándonos. Os atenderemos con mucho gusto.


Foto destacada: Ricardo Gomez Angel on Unsplash

Déjanos un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *