Vender en el idioma local
Atender al cliente en su idioma es una formalidad elemental en cualquier tipo de negocio.
En el comercio, el idioma no es una cuestión legal, sino de servicio. Su cliente le sabrá agradecer el esfuerzo que haga para comunicarse con él más allá de las exigencias legales, y se sentirá más cómodo y bien atendido durante el proceso de información y de compra.
El 80% de los consumidores esperan que se les atienda en su idioma en sus transacciones comerciales.
En un 70% de los casos, prestar la atención posventa de un producto o servicio en el idioma del consumidor incrementa la probabilidad de que vuelva a comprar esa marca.
Más de la mitad de los consumidores están dispuestos a pagar un precio más alto por un producto si la documentación y la información complementaria están en su idioma.
Más de la mitad de los consumidores compran únicamente en páginas web que presentan la información en su idioma.
Los visitantes de una página web son entre tres y cuatro veces más propensos a comprar si el contenido está en su idioma.
Los usuarios de Internet pasan el doble de tiempo en una página web si el contenido está en su idioma.