Etiqueta: exportar

Traducir escrituras notariales para operar en el extranjero

¿Tienes que comprar o vender un piso en el extranjero, constituir una sociedad u otorgar poderes a otra persona para que actúe en tu nombre o en el de tu empresa? Estas son solo algunas de las ocasiones en las que puedes necesitar traducir escrituras u otros documentos notariales.

¿Qué son las escrituras?

Las escrituras son documentos públicos otorgados por un notario que da fe de lo que el documento recoge y, por lo tanto, ofrecen máxima seguridad jurídica. Hay muchos tipos de documentos notariales: testamentos, capitulaciones matrimoniales, divorcios, compraventa, préstamos, poderes, etc. Tienen efectos legales y las administraciones, los jueces y otros organismos les dan total credibilidad.

Estos instrumentos son jurídicos y por ello es tan importante confiar en un traductor nativo especializado en este ámbito. Lo más habitual, además, es que sea necesaria una traducción jurada, firmada y sellada por un traductor jurado, para que conserve su carácter legal en el país en el que se deba presentar para efectuar cualquier operación, o en nuestro país, si el original ha sido otorgado en otro lugar.

El formato del documento y el lenguaje utilizado suelen ser peculiares. Se redactan en papel del Estado y van firmadas y selladas por el notario que las haya otorgado y las personas interesadas. Las escrituras que circulan son únicamente copias, ya que el notario guarda la matriz en su protocolo, que después se guarda en los archivos notariales de los colegios y posteriormente en el archivo histórico. Es un documento que nunca muere.

traducir escrituras, internacionalización, operar en el extranjero

¿Cuándo necesitamos traducir escrituras?

Con la internacionalización que vivimos hoy en día no es difícil encontrarse en una situación en la que nos haga falta este servicio. Dada la movilidad tan grande entre países por motivos laborales, de estudios o sociales, nos podemos encontrar en dicho caso en el ámbito personal. ¿Ejemplos? Por el hecho de casarnos con una persona extranjera, por comprar o vender un piso, por la concesión de un préstamo o la aceptación de una herencia.

traducir escrituras, internacionalización

Sin embargo, seguramente donde más se puede presentar esta necesidad es en el mundo empresarial. Es evidente que las empresas se quieren expandir y empezar a operar en otros países. En estos casos tienen que trasladar al idioma oficial del país las escrituras de constitución de la empresa y cualquier otra documentación que la Administración de aquel país exija. La información debe trasladarse con fidelidad al detalle, de lo contrario podría ocurrir que no se aceptara y no se pueda constituir la empresa.

Si te encuentras en esta situación, no dudes en pedirnos más información o presupuesto, que te prepararemos sin ningún compromiso.


Foto: Christine Roy

Traducir informes financieros para la internacionalización

Hoy en día es innegable la importancia de la economía y las finanzas en casi todos los ámbitos. Además, en un mundo cada vez más globalizado, traducir informes financieros a varios idiomas puede resultar esencial para el buen desarrollo empresarial. En Ampersand, dentro de la traducción financiera, tenemos experiencia en informes financieros de todo tipo.

¿Qué son los informes financieros?

Traducir informes financierosLos informes financieros son documentos, tanto históricos como predictivos, que recopilan información de carácter financiero y económico. Se dirigen a accionistas, inversores, analistas, posibles fuentes de financiación, etc. Estos datos les permiten tomar decisiones informadas sobre inversiones, exportaciones, importaciones, internacionalización, etc.

Por otro lado, a menudo por informes financieros también se entienden los estados financieros o cuentas anuales. Estos incluyen documentos de elaboración obligatoria, como el balance de situación, la cuenta de pérdidas y ganancias o el estado de flujos de efectivo. En esta entrada te explicamos las características de su traducción.

¿Qué hay que tener en cuenta al traducir informes financieros?

Los informes financieros comparten características con la mayoría de la documentación financiera. Se trata de una materia con una terminología especializada que puede resultar poco inteligible para los profanos. Por eso, en Ampersand trabajamos con traductores expertos y especializados en finanzas, para garantizar un trabajo de calidad. Al mismo tiempo, gracias al uso de glosarios terminológicos podemos adaptarnos a tus preferencias en todo momento.

Asimismo, suelen ser textos en los que aparece una gran cantidad de cifras. Además de adaptar su representación según las convenciones de cada idioma (como la separación de millares o de decimales), disponemos de herramientas de traducción asistida que nos ayudan a garantizar que estas cifras se trasladan correctamente.

¿Por qué es importante traducirlos?

Traducir informes financierosComo hemos dicho al principio, la economía tiene una importancia capital. La internacionalización de las finanzas es un fenómeno que va en aumento y, por lo tanto, también crece la necesidad de disponer de informes financieros en distintos idiomas.

Poder leer estos documentos en la lengua propia facilita el acceso a socios e inversores internacionales: salvar la barrera del idioma supone eliminar un obstáculo más de una actividad de por sí compleja. En definitiva, es una ayuda a la apertura de tu empresa al exterior.

Si necesitas traducir informes financieros u otros documentos a cualquier idioma, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Te haremos un presupuesto sin compromiso. Y recuerda que, si necesitas presentar la documentación a órganos oficiales, también te ofrecemos el servicio de traducción jurada a varios idiomas.

Demanda de traducción en 2013 y previsiones para 2014

Un año más, la demanda de traducción de las empresas españolas mantiene las tendencias ya marcadas por el estudio ELAN de la Unión Europea, que ya comentamos en nuestro post sobre los idiomas a los que traducen las empresas españolas. Así, pues, los idiomas de destino más solicitados por dichas empresas durante el 2013 han sido el español y el inglés, seguidos por el francés, el alemán y el portugués. Esto refleja el interés de las empresas por ofrecer la información en los idiomas de más amplio alcance, como son el inglés y el francés.

Este último se encuentra en auge debido, entre otras cosas, al gran número de empresas, que, viendo la dificultad de vender en el mercado interior, han empezado a exportar a antiguas colonias francesas cuyos mercados les ofrecen oportunidades. Entre éstos destacan Argelia y Marruecos, dos mercados que han hecho aumentar la demanda de traducción al francés por parte de las empresas españolas.

Demanda de traducciónPor otro lado, es importante destacar el aumento de la demanda de traducción que han experimentado idiomas más exóticos como, por ejemplo, los de Europa del Este. Igual que en el caso anterior, ante la crisis española, un gran número de empresas han detectado oportunidades de venta para sus productos en estos países y han empezado a traducir su documentación al polaco, el rumano y el ruso con el objetivo de entrar en estos mercados emergentes. La demanda de traducción al chino también está experimentando una subida significativa, ya que China se ha situado como segunda economía mundial y muchas empresas españolas han empezado a exportar al gigante asiático.

Por sectores, las empresas que más traducciones han solicitado han sido las ingenierías y las consultoras, sin olvidar a los fabricantes industriales y las aseguradoras, que siguen teniendo un peso importante como clientes de traducción habitual.

En general, las empresas han optado por traducir contenidos comerciales y publicitarios y documentos financieros y legales. En referencia a la documentación comercial y publicitaria, los contenidos más traducidos han sido, en primer lugar, los contenidos de páginas web, seguidos de la traducción de catálogos, material promocional y notas de prensa. En cuanto a la documentación financiera y legal, las cuentas anuales, las escrituras y los contratos siguen siendo los principales documentos traducidos por las empresas españolas.

Las previsiones para el 2014 son el crecimiento de la demanda de traducción causado, a su vez, por el incremento de las exportaciones y la realidad de un mundo cada vez más globalizado, así como un aumento de la diversificación de los idiomas utilizados por las compañías en un intento de adaptarse a los nuevos mercados emergentes.

 

Para exportar, traducir al inglés no es suficiente

Si su empresa desea exportar, traducir al inglés los documentos de la compañía es un primer paso, pero no es suficiente ni esencial para ampliar sus negocios internacionales, ya que no todo el mundo habla o quiere hablar inglés. En referencia a esto, nos gustaría citar una de las muchas frases célebres del político alemán Willy Brandt:

«Si te estoy vendiendo, hablaré tu idioma, pero si me quieres vender algo, tienes que hablar alemán.»

A pesar de que el inglés es el idioma principal en el comercio internacional y que es el idioma preferido para las comunicaciones internas en las empresas multinacionales, ofrecer sus productos o servicios en el idioma local de la zona en la que está vendiendo puede ser un factor clave para aumentar las ventas, ya que mejorará la imagen de su compañía, le permitirá tener una mejor comunicación con sus clientes y, a su vez, aumentará el grado de satisfacción de los mismos porque despertará la empatía del público objetivo.

Por tanto, traducir al inglés es necesario para establecer los primeros contactos con sus clientes extranjeros, pero a medio plazo es necesario comunicarse en su idioma local. Asimismo, existen algunos mercados, como por ejemplo América Latina o Rusia, en los que es casi imposible establecer una relación comercial sin usar los idiomas locales.

Según el último estudio ELAN, además de traducir al inglés, las lenguas que las pymes deberán implementar en los próximos años son las siguientes:

motivos para traducir, vender en lengua local, traducir al inglés, exportar

En este contexto, aunque traducir al inglés seguirá siendo una tendencia importante, la necesidad de mantener la ventaja yendo más allá de este idioma se dejará sentir con más intensidad en los próximos años. Así lo constata también un estudio publicado en noviembre de 2005 por Byte Level Research, que concluyó que, aunque el inglés mantenía una posición predominante, idiomas como el chino, el ruso, el español o el portugués estaban creciendo a un mayor ritmo.

 

 

Traducir para exportar: la importancia de una buena traducción

Si su empresa quiere abrirse al mercado internacional y empezar a exportar, es imprescindible traducir al idioma local del mercado de destino no sólo la documentación legal para establecerse en el país, sino también toda la documentación comercial y técnica que se utilizará para vender el producto o servicio, ya que el éxito de las exportaciones no depende sólo del precio y de la calidad de nuestro producto o servicio, sino también de la calidad de las comunicaciones.

Traducir para exportar

La imagen de marca, la percepción que tienen de ella sus clientes y, finalmente, los resultados de sus ventas, están directamente relacionados con las comunicaciones de su empresa y la calidad de sus traducciones, ya que los consumidores son mucho más propensos a comprar un producto o servicio si la información correspondiente está traducida a su idioma (y, lógicamente, si está bien traducida; en caso contrario, la imagen de poca profesionalidad alejará las ventas de su compañía). Por nuestra experiencia, creemos que toda estrategia de exportación debería incluir un aspecto de cercanía mediante la traducción al idioma local del mercado al que se exporta de todos los materiales orientados al cliente.

Según el proyecto Pimlico, que incluye una encuesta realizada en 2011 a 40 empresas exportadoras europeas de pequeño y mediano tamaño que habían implementado una estrategia lingüística, tres de cada cuatro de estas compañías habían incrementado el volumen de ventas como mínimo un 16% gracias a la gestión lingüística.

Otro dato importante: Según el informe ELAN, publicado por la Comisión Europea en febrero de 2007, un 11% de las empresas encuestadas declararon haber perdido contratos como resultado directo de la falta de conocimientos lingüísticos, por lo que se deduce que hay un importante margen para mejorar los resultados de exportación de las pymes a través de una correcta gestión de los aspectos lingüísticos de las empresas.

Traducir para exportar

Algunos de los materiales que se aconseja traducir son los siguientes:

  • Página web de la empresa, blogs y contenidos digitales en general.
  • Campañas de publicidad.
  • Materiales promocionales.
  • Papelería y correspondencia.
  • Catálogos y tarifas.
  • Cumplimiento de la normativa local.

Si su empresa está exportando o tiene intención de hacerlo, debe saber que la adaptación a las exigencias de los mercados extranjeros debe tener en cuenta, además del idioma, el ámbito cultural en el que se desarrolla. Así, pues, para asegurar unos buenos resultados empresariales en el exterior es imprescindible que las traducciones las realicen traductores profesionales, conocedores del idioma y de la cultura del país, ya que un error de traducción o de interpretación no sólo puede minar su imagen en el país al que está exportando, sino que también puede salirle muy caro.

Una buena solución es contratar los servicios de empresas o agencias de traducción profesionales que ofrezcan un amplio servicio en cuanto a idiomas y especialidades de traducción, que trabajen sólo con traductores nativos del idioma de destino de la traducción y que utilicen tecnologías que permitan optimizar los procesos y obtener traducciones de calidad.

Idiomas a los que traducen las empresas españolas

En los últimos meses hemos detectado un cambio de hábitos en relación con los idiomas a los que traducen las empresas españolas.

Según el último estudio ELAN, la mayoría de las empresas europeas utiliza el inglés como idioma principal para las comunicaciones empresariales en sus mercados de exportación, por lo que el idioma principal de traducción de las empresas españolas sigue siendo el inglés. Sin embargo, también se observa el uso de idiomas como los siguientes: el alemán, en la exportación a quince países (entre los que se encuentran Alemania y Austria); el ruso, en el comercio con los estados bálticos, Polonia y Bulgaria, y el francés, en las exportaciones a ocho países, incluidos Francia, Bélgica y Luxemburgo.

idiomas más usados PYMES, Idiomas a los que traducen las empresas españolas

No obstante, el hecho de que la zona euro esté en recesión ha provocado que las ventas de las empresas españolas en esta zona hayan caído un 2,1%, mientras que las exportaciones a los países emergentes han subido un 11,3%. Y con este crecimiento también ha aumentado el volumen de las traducciones de las empresas españolas a los idiomas de estos países. Así, pues, las ventas a los países emergentes han tocado máximos y ya suponen el 50,4% del total, un nuevo récord histórico.

Cabe destacar que entre estos países se encuentran Argelia, Turquía y Marruecos y que, por sectores de actividad, destacan las ingenierías, que están apostando fuerte para entrar en los mercados mencionados debido a la caída de la demanda nacional. Este cambio de la tendencia exportadora de las empresas españolas ha hecho que el volumen de las traducciones al francés, idioma cooficial en un gran número de países africanos, sea uno de los que más ha crecido.

Otro de los idiomas a los que traducen las empresas españolas es el ruso, ya que el interés del mercado ruso por invertir en España y la llegada masiva de turistas de dicho país al nuestro han provocado que muchas empresas de servicios, de gran consumo y de restauración hayan traducido toda su documentación comercial al ruso. Se trata de un mercado en auge, con gran poder adquisitivo y al que, en general, le gusta ser atendido en su idioma.