Etiqueta: día del libro

El Día del Libro también es para los niños

día del libroCelebramos de nuevo el Día del Libro y, en Cataluña, celebramos Sant Jordi, jornada de libros y rosas. Y un lunes con un buen libro como compañía es menos lunes, ya sea comprado o tomado prestado de la biblioteca del barrio. El año pasado nos acordamos de los traductores, ya que en Ampersand tenemos debilidad por ellos. Este año dedicamos nuestra entrada a los más jóvenes que, cada vez más, reciben algún libro o cuento por este día.

La literatura infantil y juvenil vive una época de sobrexplotación editorial. Esto no siempre facilita la tarea a los adultos que intentan acercar la lectura a sus jóvenes. No todos los libros son literatura, y el mercado no siempre mantiene los estándares de calidad deseables. Cada niño es diferente y cada momento vital tiene su libro; acertar ya es harina de otro costal. Podemos ceñirnos al canon, comprar un superventas, un clásico, una novedad, una rareza o pedir ayuda.

¿Necesitas orientación para el Día del Libro?

Una maestra, un bibliotecario o un librero nos pueden orientar a la hora de decantarnos por una obra u otra. También en internet encontraremos una gran variedad de páginas y blogs dedicados a este género y a la animación a la lectura. Un conocido blog reconvertido en web es El cocodrilo azulcon un vasto contenido. ¡Mira la cantidad de categorías entre las que puedes buscar!

Herramientas para dar alas a la creatividad

Otra forma de celebrar el Día del Libro sería elaborar tu propio libro infantil. O mejor: que lo creen los propios niños. La web Storybird es una atractiva herramienta para crear tus historias. La página está en inglés, pero ¡no se ha escrito nada de los cobardes! Ellos te facilitan las imágenes y tú pones el texto. Además, al completarlo puedes compartirlo o incluso encargarlo en papel.

Cómo dar en el clavo

Para quien no tenga tiempo de informarse (y, menos aún, de crear su propio material), aquí van algunas recomendaciones. A partir de los ocho años tenemos la saga El pequeño vampiro, de Angela Sommer-Bodenburg. Es un clásico que no falla. Esta novela, además de tener ilustraciones, puede inocular el gusanillo de la lectura y animar a leer otras aventuras de este peculiar vampiro-niño. Los que prefieran las aventuras intergalácticas tienen la exitosa serie Alex Colt. Cadete espacial, de Juan Gómez-Jurado. Una opción canónica sería alguna trama de Los cinco, de Enid Blyton, o La historia interminable, de Michael Ende.

día del libroApostar a caballo ganador con adolescentes sería regalar Harry Potter y la piedra filosofal, de J.K. Rowling. En cambio, quienes prefieran algo más cercano a la realidad puede escoger entre la multitud de novelas de Gemma Lienas y su personaje Carlota, como El diario violeta de Carlota.

Casi todas las recomendaciones son colecciones. No es casualidad. En cualquier caso, lo importante es que lean, que tengan libertad de elección y que no se les juzgue. Quien no haya leído basura de la que se avergüenza, que tire la primera piedra. Pero no importa: «No hay libro tan malo que no tenga alguna cosa buena», nos consuelan Plinio y El Quijote. Si de verdad se trata de azuzar el espíritu lector de los jóvenes y que no sean meros receptores, deben leer en total libertad. Así lo entendió Montaigne: «El niño no es una botella que hay que llenar, sino un fuego que es preciso encender».

día del libro

 

 

Sant Jordi: compra traducciones de calidad

Ya llega Sant Jordi, Día del Libro, y todo el mundo (periódicos, usuarios de Twitter, librerías) prepara listas de libros que te recomiendan que compres. Y muchos son traducciones. Para realizar su selección, unos se basan en la novedad del libro, otros en el autor… pero muy pocos tienen en cuenta un factor vital en los libros traducidos, que es, precisamente, quién ha hecho la traducción.

Si un libro es de determinados autores o editoriales lo compramos con más confianza. Y de la misma forma hay traductores que son una garantía de calidad. Algunos de ellos suelen traducir más o menos siempre los mismos autores o estilos, así que si consigues «conectar» con un traductor concreto te recomendamos que sigas leyendo sus traducciones: conviértete en su fan, síguelo igual que sigues a tus autores preferidos. A continuación te indicamos cinco traductores que han destacado últimamente por su calidad.

¡Por Sant Jordi, seguro que encuentras alguno que te gusta!

  • aksionov-saga-moscovitaSi te interesa la literatura rusa, lee algo traducido por Marta Rebón. Aunque también traduce del inglés, su mejor catálogo está formado por obras de autores rusos, desde los más conocidos, como Tolstói, Dostoyevski y el Nobel Pasternak, hasta la también Nobel Svetlana Aleksiévich, pasando por los celebrados Vasili Grossman, Yevgueni Zamiatin, Mijaíl Bulgákov y la joven Alisa Ganíeva, una autora que no puedes dejarte perder.
  • cubierta_casaMirador14x22cm, Sant JordiSeguimos en el norte, pero nos vamos a la tranquila Noruega, donde encontramos grandes autores traducidos por Cristina Gómez Bagghetun, habitual de editoriales especializadas como Nórdica Libros. Aunque trambién traduce del inglés, es especialmente conocida por las espléndidas traducciones que nos regala de obras de Herbjørg Wassmo, Per Petterson y Tomas Espedal, entre otros.

vivir-yuhua

  • Si prefieres textos con un origen más exótico, te recomendamos a Anne-Hélène Suárez, que te acercará a la literatura china con una fluidez sorprendente (aunque también traduce de otros idiomas, como el francés). Ganadora del Premio Ángel Crespo y del Premio Stendhal a la traducción, esta traductora nos ofrece unas traducciones portentosas directas del chino, tanto de autores contemporáneos como Yu Hua, Mo Yan y Yan Lianke, como de obras clásicas de poetas como Li Bai.
  • grafton-o-odioEvidentemente, no podemos olvidarnos de la literatura anglosajona. Antonio-Prometeo Moya nos hace llegar obras de autores como John Fante, Jack Kerouac, Sue Grafton, Tom Wolfe y Thomas Pynchon. Y entre tantas «vacas sagradas» destaca con fuerza Emma Healey, con un libro que no podréis olvidar…
  • ferrante-nina-perdida, Sant JordiY cerramos la lista con la ganadora del Premio Ángel Crespo 2016 de traducción: Celia Filipetto, que ha conseguido dicho premio por su traducción de La niña perdida. Además de traducir a la autora estrella del año, esta traductora tiene una larga trayectoria como traductora del inglés y el italiano.

 

Podríamos seguir con la lista para Sant Jordi, pero igualmente dejaríamos fuera a traductores que valen mucho la pena. Si quieres ver una lista de traductores que traducen al catalán, visita la entrada en catalán. Y si nos quieres explicar cuáles son tus traductores favoritos, déjanos un comentario.

¡Feliz día del libro!

 

San Jorge: día del libro, de autores y de traductores

Patricio Pron - San Jorge, autores-traductoresSi nos seguís en Twitter, habréis visto que llevamos algunos días recomendando libros para el día de San Jorge, también llamado «Día del Libro». Son bastante eclécticos, desde comedias románticas hasta thrillers, pasando por novelas juveniles. Como no podemos olvidar que somos traductores además de lectores, hemos incluido algunas traducciones, para difundir el muy buen trabajo que se hace y también para que podáis disfrutarlo.

Sin embargo, las traducciones no son las únicas obras de traductores de las que podemos disfrutar. La traducción es una actividad compatible con muchas otras profesiones y, al tener un componente de escritura muy importante, hay muchos casos de traductores que también escriben o escritores que también traducen.

Buscando un poco, encontraremos autores-traductores de todo tipo: desde escritores consagrados, como Javier Marías –ganador en 1979 del entonces premio nacional de traducción, el premio Fray Luis de León–, Quim Monzó o Sergi Pàmies, hasta autores más noveles, como Tina Vallès, Marina Espasa, Yannick Garcia o Patricio Pron. Este último, por ejemplo, acaba de publicar No derrames tus lágrimas por nadie que viva en estas calles (Literatura Random House).

Zgustova - San Jorge, autores-traductoresUn caso destacable es el de Monika Zgustová. Establecida desde hace tiempo en Cataluña, ha conseguido dominar el catalán y el castellano de tal forma que traduce a estas lenguas, y gracias a ella hemos podido descubrir a los autores más importantes de la literatura checa. A pesar de que siempre seamos partidarios de que se encargue de la traducción un traductor nativo de la lengua de llegada, de vez en cuando podemos hacer alguna excepción. Además de traducir, escribe su propia obra en lengua catalana y castellana, como su último libro, Las rosas de Stalin (Galaxia Gutenberg), que puede ser uno de los más vendidos de esta campaña de San Jorge.

Y por si alguien pensaba que los escritores solo se dedican a traducir literatura, tenemos el ejemplo de Eduardo Mendoza, que trabajó como traductor de la Organización de las Naciones Unidas de 1973 a 1982. Los aficionados al análisis literario podrían comparar la influencia que tiene en la obra de los autores la traducción literaria y la traducción de documentación; tras leer La ciudad de los prodigios o Sin noticias de Gurb (ambos de Seix Barral) nos atreveríamos a decir que para Mendoza no tuvo un efecto negativo.

En este día de San Jorge os animamos a que os hagáis con libros de buenos autores-traductores. ¡No os arrepentiréis!