N. de la T.
Traducción y otros animales
mailchimp, traducció comercial

Mailchimp: comunicación con un toque personal

Todos recibimos mensajes con información: boletines electrónicos que nos interesan, ofertas de tiendas que hemos visitado, publicidad interesante… y publicidad que no nos interesa o que no hemos pedido. No vamos a valorar de qué modo se obtienen nuestros datos, pero sí queremos destacar un punto que tienen en común la mayoría de estos mensajes: suelen enviarse usando una plataforma de automatización de marketing electrónico, y una de las más usadas es Mailchimp.

mailchimp

Mailchimp no solo ofrece la posibilidad de gestionar tus contactos y automatizar los envíos, sino que te permite personalizar tus mensajes con plantillas, imágenes y variables, como incluir el nombre del contacto, segmentar la lista de receptores para hacer campañas en singular, plural, masculino o femenino, en varios idiomas… todo un mundo de posibilidades en tus manos.

¿Qué podemos aportar a las campañas de Mailchimp?

No pretendemos dar un curso acelerado sobre esta plataforma, pero sí te diremos que, aparte de personalizar los mensajes y adaptarlos al receptor, es importante que tu mensaje aparezca esmerado, sin errores lingüísticos. Eso beneficiará a la imagen de tu empresa y dará un toque de profesionalidad a tus mensajes. Y, evidentemente, si tienes un público internacional, habrá que enviar el mensaje en el idioma que corresponda.

Mailchimp te ayudará en la parte técnica, y en Ampersand te podemos ayudar en la parte lingüística. Solo tienes que enviarnos el texto que quieres integrar en tu campaña e indicarnos qué necesitas que hagamos:

  • Corrección lingüística y de estilo: revisaremos tu texto y lo adecuaremos a la normativa del idioma que corresponda.
  • Adaptación a un número o género diferente: tú haces una única versión y nosotros adaptaremos el texto a un destinatario femenino, masculino, plural o singular.
  • Traducción del contenido: podemos traducir el texto al idioma que necesites y, si hace falta, hacer las adaptaciones de género y número.
  • Revisión final del texto: una vez tengas montado el texto que hayamos corregido, traducido o adaptado, podemos hacer una última revisión del mensaje para asegurarnos de que todo está como debería. Este último paso puede parecer innecesario, pero es una red de protección importante, sobre todo si trabajas con idiomas que no conoces y que, además, tienen sistemas de escritura diferentes al nuestro (chino, japonés, árabe…).

Una vez hecho esto, solo te quedará echar el último vistazo al mensaje desde Mailchimp y hacer clic en el botón de envío: los receptores de la campaña recibirán mensajes bien maquetados, con corrección lingüística y adaptados a su idioma.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+

Déjanos un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *