Etiqueta: traducción jurada

Entrevista a una traductora

Hoy te traemos una entrada un poco diferente. Nos gustaría que nos conocieras mejor, y por eso te presentamos esta entrevista que hemos hecho a una de nuestras traductoras en plantilla, Mercè. Mercè es traductora jurada del inglés al español, y también traduce del inglés y el francés al español y el catalán.

¿Cómo describirías tu día a día? ¿En qué consiste tu trabajo?

Bueno, la manera de trabajar ha variado un poco desde el año pasado, porque ahora mismo estoy trabajando a distancia. Pero la esencia es la misma: cada mañana, cuando empiezo a trabajar, reviso el correo para ver si los gestores de proyectos me han asignado alguna traducción. Después de comprobar esto, sigo traduciendo si ya tenía algún trabajo asignado, o bien empiezo una nueva traducción. A medida que acabo los trabajos, los voy subiendo a una plataforma de gestión de traducciones para que los gestores los puedan enviar a los clientes cumpliendo los plazos acordados. Principalmente traduzco, pero a veces también hago correcciones e incluso transcripciones.

¿Qué tipo de documentos traduces?

Traduzco muchos documentos jurídicos, como certificados de todo tipo y contratos. La mayoría de estos documentos, además, también son traducciones juradas, es decir, que las tengo que firmar y sellar como traductora habilitada por el Ministerio de Asuntos Exteriores. A veces también hago traducción publicitaria, y entonces tengo que poner a prueba mi creatividad para poder mantener el tono del original en la traducción. Esto a veces resulta difícil, pero con la ayuda de todo el equipo de traducción siempre acabamos encontrando una solución que mantiene la esencia y la intención del original.

¿Cómo traduces? ¿Qué herramientas consideras indispensables en tu trabajo?

Siempre uso un programa de TAO, es decir, un programa de traducción asistida por ordenador. ¡No hay que confundirlo con la traducción automática! Gracias al programa de TAO, tengo a mano todas las herramientas necesarias para hacer un buen trabajo. Este programa utiliza memorias de traducción, y esto me permite ser coherente con otros trabajos encargados por el mismo cliente y con las traducciones de todo el equipo de Ampersand. En este programa, además de los glosarios propios, también se pueden incorporar los glosarios del cliente, para garantizar en todos los casos la mejor elección terminológica. Así pues, gracias a esta herramienta puedo adaptarme mucho mejor a las necesidades del cliente, que al fin y al cabo es lo más importante.

Para mí, el trabajo en equipo también es fundamental para hacer una buena traducción. Aunque ahora mismo trabaje a distancia, sigo en contacto con los otros traductores de Ampersand. Es cierto que la traducción es más bien un trabajo solitario, pero poder hacer consultas a otros traductores es un lujo. Así, siempre que tengo una duda me ayudan a resolverla, y si me encallo en algún punto porque no acabo de encontrar la equivalencia adecuada, me ayudan a encontrarla, como he comentado antes.

¿Qué opinas de la traducción automática? ¿Crees que se acabará imponiendo?

Creo que la traducción automática puede servir para salir del paso. Los traductores automáticos han evolucionado muchísimo en los últimos años, y permiten obtener traducciones que se entienden bastante bien, especialmente entre lenguas similares. Eso sí, aunque las empresas puedan utilizar este tipo de traducción para fines internos, nunca deberían usarla en contratos, materiales publicitarios ni documentos dirigidos a clientes ni socios comerciales, si después no las revisa un traductor humano experto en el tema. Las consecuencias de una mala traducción pueden ser desastrosas para la imagen de una empresa, e incluso pueden tener repercusiones legales. El trabajo de un traductor experimentado y con formación específica son clave para obtener una buena traducción.

¿Consideras que una persona que domine una lengua extranjera podría dedicarse a la traducción?

Bueno, creo que para hacer una buena traducción no solo hay que dominar una lengua extranjera, sino que también hay que tener otras habilidades. Además de un conocimiento avanzado de la lengua que quieran traducir, los traductores necesitan un conocimiento profundo de la lengua a la que traducen, buenas habilidades de documentación, conocimiento específico del tema de la traducción… ¡No es lo mismo traducir un contrato de trabajo que un informe médico! Así pues, la formación y la experiencia contribuyen a obtener traducciones más precisas y profesionales.

Todos los traductores de Ampersand somos hablantes nativos de la lengua de llegada, es decir, solo hacemos traducciones a nuestra lengua materna, que en mi caso son el español y el catalán. Además, estudié la carrera de Traducción e Interpretación, y he hecho cursos especializados en traducción jurídica. Esta formación específica, de hecho, me permitió superar las pruebas para ser habilitada como traductora jurada.

 


Si necesitas una traducción y quieres asegurarte de que obtienes los mejores resultados, ponte en contacto con nosotros y te haremos un presupuesto sin compromiso. Nuestros traductores expertos y formados se adaptarán a tus necesidades para ofrecerte la traducción que necesites.

 

Fotos: RODNAE Productions, Andrew Neel, Cottonbro

 

Traducción para la automoción: qué hay que tener en cuenta

El sector de la automoción (y, por lo tanto, la traducción para la automoción) implica a empresas de ámbitos muy diversos. Desde los productores de piezas y componentes hasta las empresas publicitarias que realizan la publicidad y el marketing correspondiente. Pasando, evidentemente, por las grandes compañías automovilísticas que se encargan del montaje y aportan la imagen de marca. Se trata, pues, de un sector que trabaja en red y que puede acumular un gran número de proveedores que pueden hablar distintas lenguas.

Así, pues, el alcance de la traducción para la automoción es amplio. De hecho, según a qué se dedique tu empresa, necesitarás un tipo de traducción u otro.

traducción para la automoción

¿Qué cubre la traducción para la automoción?

En realidad, lo cubre prácticamente todo. Como decíamos más arriba, según a qué te dediques necesitarás un tipo de traducción u otro. El tipo de necesidad también puede variar según el momento: ferias, contratos, etc. Incluso es posible que, puntualmente, necesites servicios de interpretación. Así, pues, a continuación echamos un vistazo a las principales necesidades de traducción para la automoción que puedes tener:

    • Traducción técnica. Te podemos ayudar a transmitir especificaciones técnicas, manuales del usuario, documentos de seguridad y otra información a tus clientes. En este caso, es importante que los términos utilizados sean los más adecuados a tu especialidad y que el uso de la lengua sea coherente.
    • Traducción jurada. Cierta documentación requiere un grado de fiabilidad adicional, y por eso las traducciones juradas van acompañadas de la certificación de un traductor jurado. Podemos traducir todo tipo de contratos de proveedores o de representación, así como toda la documentación administrativa que se requiera para atravesar fronteras.
    • Traducción web. La web es tu escaparate virtual, tu ventana al mundo. Con nuestros servicios de traducción para la automoción te ayudamos a cuidar tu mensaje. Así, tanto si estás creando una nueva web como si deseas actualizar los contenidos, nosotros te los podemos traducir con el fin de garantizar un uso coherente del vocabulario.
    • Traducción de marketing. Esta especialidad afecta a todo tipo de materiales y formatos. Nosotros nos ocupamos de traducir tus catálogos, folletos y materiales varios para que tus productos lleguen al mundo en distintos idiomas. Podemos trabajar con una gran diversidad de formatos, desde el clásico Word hasta el omnipresente InDesign.
    • Traducción publicitaria. Te acompañamos en tu aventura en un mundo cada vez más digital. En el contexto actual, es importante generar contenidos que anuncien qué hace tu empresa y conseguir que el mensaje llegue a compradores de otros países. También es importante destacar el servicio de corrección, que puede dar un toque de calidad adicional a tus textos.
    • Traducción funcional. Aunque cada vez más gente habla inglés, a veces se requiere un extra en la comunicación con otros agentes que no hablan esta lengua. Así, podemos traducir tu correspondencia y otros documentos que te faciliten la comunicación con tus proveedores o clientes, como, por ejemplo, encargos u otros mensajes.

Necesito traducciones: ¿con quién hablo?

Para tu comodidad, en Ampersand te ofrecemos un servicio integral que cubre todas tus necesidades de traducción. Ofrecemos todos los campos de especialidad implicados en la traducción para la automoción y te asesoramos sobre posibles soluciones a medida: desde la creación de glosarios específicos para tus proyectos hasta la gestión unificada de las traducciones, desde la traducción jurada de certificados hasta la traducción de catálogos y materiales para ferias. Todo, siempre, con una única persona de contacto que coordinará todos tus proyectos y tendrá en mente tus especificidades.

Si necesitas más información sobre la traducción para la automoción o quieres solicitar un presupuesto sin compromiso, no dudes en ponerte en contacto con nosotros ya sea por correo electrónico o llamándonos de 9.00 a 18.00 horas.

 

Créditos: Austrian National Library, Garett MizunakaJ. Kelly Brito

Traducir para exportar vino y cava: documentación y marketing

Como ya sabes, para exportar productos alimentarios o vitivinícolas no basta con cargarlos en un barco. También hay que preparar una serie de documentos para que tus productos se puedan vender en otros países. Esta documentación se tiene que presentar en otros idiomas, según donde vayan a exportarse. Por eso, en esta entrada veremos qué se tiene que traducir para exportar vino y cava.

En general, podemos decir que estos documentos son de dos tipos: documentos administrativos y materiales de marketing.

traduir per exportar vi i cava

Traducir documentos administrativos para exportar vino y cava

La documentación varía según el país al que se exporte, y si utilizas un servicio de asesoramiento como el de Acció seguro que recibirás información detallada. Lo que sí podemos decir es que, además de los documentos que se suelen solicitar por defecto, algunos países requieren documentos adicionales de conformidad con las legislaciones correspondientes. Asimismo, es posible que el importador requiera información complementaria a la que establecen las leyes. Y, según en qué idioma se tengan que presentar, son documentos que tendrás que traducir para exportar vino y cava.

Algunos de los más habituales son la factura de exportación, la packing list, el documento de transporte (el famoso conocimiento de embarque o el CMR). Y también son populares el certificado de seguro de transporte y el certificado de origen. También se necesitan varios certificados, como el certificado EUR1, el de libre venta, el de registro sanitario, el de análisis sanitario, el de denominación de origen, el fitosanitario y el de exportación.

En algunos casos, además, te pueden pedir que la traducción sea jurada. En este caso, en Ampersand te ofrecemos el servicio de traducción jurada y te la enviamos por mensajero.

Traducir materiales de marketing

Además de los documentos administrativos que tienes que traducir para exportar vino y cava, seguramente dispones de materiales que acompañan a tus productos. Estos son importantes porque facilitan la distribución y la venta al público.

Por ejemplo, puedes disponer de folletos explicativos, carteles, notas de cata, presentaciones de tu empresa para los medios de comunicación, anuncios y cualquier otra documentación de soporte que informe sobre tus productos. En este caso, tendrás que traducirlos a la lengua del país receptor.

Este tipo de documentos y su traducción son vitales para el éxito de la venta en el exterior, ya que serán tu imagen. Te lo explicamos con más detalle en esta entrada sobre la importancia de la traducción para la exportación y esta otra sobre la traducción de catálogos de productos, uno de los documentos más importantes a la hora de exportar.

En Ampersand te podemos ayudar con la traducción de documentos de marketing. Tenemos mucha experiencia en este ámbito y sabremos hacer llegar tu mensaje con un toque auténtico y adaptado al mercado de llegada. No dudes en ponerte en contacto con nosotros si quieres más información sobre qué podemos hacer por ti o si quieres un presupuesto gratuito y sin compromiso.

 

Créditos de las fotos: Felipe Benoit Photography; Axel Ahoi; John Murzaku

Ampersand: traducción y teletrabajo

Hace ya un tiempo te contamos cómo nos habíamos adaptado a la combinación de traducción y teletrabajo impuesta por la crisis sanitaria de la covid-19. Con el tiempo, la situación ha ido evolucionando y hemos iniciado nuestra «vuelta al cole» con un retorno gradual a la oficina.

Este retorno que combina traducción y teletrabajo se resume en los siguientes puntos:

  • Atención presencial adaptada.
  • Combinación de trabajo presencial y a distancia.
  • Gestión segura de traducciones juradas.

A continuación te contamos cómo hemos implantado estas medidas.

traducción y teletrabajo

Atención presencial adaptada

Con el fin de reducir las posibilidades de contacto entre personas, prestamos la mayor parte de atención al público por correo electrónico y por teléfono. En realidad, ya hace tiempo que un porcentaje altísimo de los proyectos que gestionamos se encargan por correo electrónico, y lo más habitual es que nuestros clientes nos llamen por teléfono o nos escriban.

De todas formas, en algunos casos es necesario venir a nuestra oficina. Por eso te ofrecemos atención presencial para cuando sea imprescindible. Si crees que es tu caso, llámanos y veremos si podemos resolverlo a distancia o si, efectivamente, es necesario que vengas. El 99 % de los casos se pueden resolver sin visita.

En el caso de que tengas que venir a nuestra oficina, te atenderemos de lunes a jueves de 9.00 a 18.00 h y los viernes de 9.00 a 15.00 h. El viernes por la tarde te seguiremos atendiendo por correo electrónico y por teléfono hasta las 18.00 h.

teletrabajo

Combinación de trabajo presencial y a distancia

El equipo de coordinación y el de traducción han establecido unos turnos de trabajo presencial para combinar traducción y teletrabajo y para que siempre haya alguien en la oficina en el horario modificado que acabamos de indicar. De esta forma, minimizamos los desplazamientos que tienen que realizar los miembros del equipo y, al mismo tiempo, reducimos el número de personas presentes en la oficina.

Como decíamos en la entrada que citamos más arriba, en Ampersand disponemos de todos los sistemas en línea y podemos trabajar perfectamente desde casa: ¡nunca estarás desatendido!

Gestión segura de traducciones juradas

Las traducciones juradas implican el envío de documentos que muchas veces están impresos. Asimismo, este tipo de traducciones se suelen presentar impresas. Para gestionar de forma segura la entrega del cliente a nosotros del texto que hay que traducir y de nosotros al cliente de la traducción realizada, seguimos estos pasos:

  1. juradas segurasEl cliente nos envía los documentos por correo electrónico. Si se trata de documentos impresos, los puede escanear o enviar una fotografía.
  2. Una vez realizada la traducción, no hace falta venirla a buscar a la oficina, sino que la enviamos por mensajero.

Como es lógico, cada proyecto es un mundo. Así, pues, si necesitas una traducción jurada de gran volumen o tienes cualquier duda o requisito especial, no dudes en llamarnos para gestionarlo de la mejor forma posible.

Como siempre, no dudes en escribirnos o llamarnos si tienes cualquier duda en relación con un proyecto de traducción.

Traducir licitaciones: un viaje de ida y vuelta

Imagínate que tu empresa ha decidido participar en un proceso de contratación pública en otro país. Y para eso, claro, tenéis que entender las condiciones de la licitación para ver si os conviene participar en ella. Y, en caso de hacerlo, tendréis que presentar la documentación en el idioma del país en cuestión. Esto significa que la tendréis que traducir, ¿verdad? Tranquilo: en Ampersand tenemos experiencia en traducir licitaciones.

¿Qué son las licitaciones?

En pocas palabras, son procesos de contratación pública que están abiertos a la presentación de propuestas técnicas y económicas de distintas empresas. La finalidad de estos procesos es que la entidad que haya convocado la licitación pueda elegir la oferta más adecuada, tanto en lo referente a características técnicas como económicas.

Los hay de distintos tipos: según el volumen del proyecto, el tipo de concurso, etc. Si echáis un vistazo a este artículo de Ok Diario encontraréis información al respecto. Nosotras, como podéis intuir en la introducción, nos centraremos en el aspecto en el que más útiles os podemos ser: traducir licitaciones.

traducir licitaciones

¿Cómo te podemos ayudar a traducir licitaciones?

En este tipo de contrataciones, los candidatos tienen que presentar varios tipos de documentación. Esto implica mucho trabajo, análisis y elaboración de documentos por vuestra parte. Si queréis presentar vuestra oferta en un idioma que domináis, no nos necesitaréis para nada. Sin embargo… ¿qué pasa si la licitación en cuestión se realiza en una lengua que no domináis?

Aquí es donde una empresa de traducción con experiencia como Ampersand os puede ayudar, ya que conocemos el funcionamiento de estos procesos y entendemos vuestras necesidades. Y lo conocemos porque, entre otras cosas, nosotros también hemos participado en concursos. Sabemos que vuestro esfuerzo no servirá de nada si la documentación no se presenta redactada correctamente en el idioma pertinente. Como decimos en el título de este post, este tipo de proyectos pueden ser un viaje de ida y vuelta. Ahora os contamos por qué.

Viaje de ida y vuelta

En general, nuestros clientes no tienen muchas dificultades para entender las condiciones de las licitaciones. En la mayoría de los casos, se presentan a procesos que utilizan el mismo idioma que la empresa u otro que dominan, como puede ser el inglés o el francés. En estas ocasiones, la empresa licitadora entiende las condiciones, valora si le interesa presentarse al concurso y elabora la documentación en la lengua que domina. Si resulta que el concurso se realiza en otra lengua, lo más habitual es que recurra a una empresa de traducciones para que esta asuma la traducción.

No obstante, a veces las licitaciones se realizan en idiomas que el licitador no domina. Evidentemente, un caso extremo son las licitaciones en chino. Antes de presentarse, la empresa licitadora necesitará traducir los pliegos técnicos y administrativos a una lengua que entienda y, a continuación, valorará la participación o elaborará la documentación necesaria para participar. Igualmente, en este caso se tendrá que traducir la oferta preparada al chino (o al idioma que corresponda).

traducir licitaciones

¿Qué, quién, cómo?

Hasta aquí todo está muy claro, ¿verdad? Básicamente, hay que traducir todos los documentos que tengáis que presentar. Y aquí llega la primera pregunta que os tenéis que hacer: «¿Qué hay que traducir?». A modo de ejemplo no exhaustivo, aquí tenéis una lista de algunos de los documentos que será necesario trasladar al otro idioma:

  • Pliegos de condiciones
  • Currículos de las personas que formarán el equipo ejecutor
  • Informes de proyectos anteriores similares
  • Traducción jurada de títulos profesionales
  • Traducción jurada de documentos personales, en el caso de que se tengan que tramitar permisos de residencia y trabajo
  • Contratos para trabajadores locales
  • Documentos que confirmen el debido estado financiero del licitador

Otra pregunta que hay que formularse en «¿Quién tiene que hacer esta traducción?». Sí, es muy tentador encargársela a aquella persona de vuestra empresa que (¡oh, qué bien!) sabe inglés, francés o el idioma que os interesa. Pero tenéis que valorar dos cosas: la primera es que, en general, ser hablante de una lengua no garantiza saber traducir; la segunda es que, aunque no lo parezca, el tiempo que aquella persona dedica a traducir también lo cobra y, seguramente, no dispondrá de herramientas para ser tan eficiente como un traductor profesional. Y, evidentemente, mientras esté traduciendo no llevará a cabo las tareas que le son propias.

Y de aquí pasamos a la tercera pregunta: «¿Cómo tenemos que actuar, pues, para presentar la documentación en el idioma pertinente?». Muy sencillo: contratad los servicios de una empresa de traducción profesional. De esta forma os aseguraréis la máxima eficiencia y, si es necesario, la capacidad de distribuir la traducción entre varios traductores.

¿Distribuir? Sí, distribuir. Siempre recomendamos que los proyectos de traducción sean asumidos por una única persona, pero a veces la elaboración de la documentación consume una parte importante del plazo para la presentación y es necesario crear una equipo capaz de traducir simultáneamente para cumplir plazos.

traducir licitaciones

En resumen, si necesitáis traducir licitaciones…

Os recomendamos que, si tenéis previsto presentaros a cualquier proceso de contratación pública, os pongáis en contacto con una empresa de traducciones y os informéis con antelación sobre cuánto tiempo es necesario para traducir licitaciones. Así os aseguraréis una traducción de la mejor calidad y cumpliremos, todos, el plazo.

Para cualquier consulta o información sobre traducir licitaciones, no dudéis en poneros en contacto con nosotras, ya sea mediante el formulario de presupuesto o llamándonos. Os atenderemos con mucho gusto.


Foto destacada: Ricardo Gomez Angel on Unsplash

Traducir escrituras notariales para operar en el extranjero

¿Tienes que comprar o vender un piso en el extranjero, constituir una sociedad u otorgar poderes a otra persona para que actúe en tu nombre o en el de tu empresa? Estas son solo algunas de las ocasiones en las que puedes necesitar traducir escrituras u otros documentos notariales.

¿Qué son las escrituras?

Las escrituras son documentos públicos otorgados por un notario que da fe de lo que el documento recoge y, por lo tanto, ofrecen máxima seguridad jurídica. Hay muchos tipos de documentos notariales: testamentos, capitulaciones matrimoniales, divorcios, compraventa, préstamos, poderes, etc. Tienen efectos legales y las administraciones, los jueces y otros organismos les dan total credibilidad.

Estos instrumentos son jurídicos y por ello es tan importante confiar en un traductor nativo especializado en este ámbito. Lo más habitual, además, es que sea necesaria una traducción jurada, firmada y sellada por un traductor jurado, para que conserve su carácter legal en el país en el que se deba presentar para efectuar cualquier operación, o en nuestro país, si el original ha sido otorgado en otro lugar.

El formato del documento y el lenguaje utilizado suelen ser peculiares. Se redactan en papel del Estado y van firmadas y selladas por el notario que las haya otorgado y las personas interesadas. Las escrituras que circulan son únicamente copias, ya que el notario guarda la matriz en su protocolo, que después se guarda en los archivos notariales de los colegios y posteriormente en el archivo histórico. Es un documento que nunca muere.

traducir escrituras, internacionalización, operar en el extranjero

¿Cuándo necesitamos traducir escrituras?

Con la internacionalización que vivimos hoy en día no es difícil encontrarse en una situación en la que nos haga falta este servicio. Dada la movilidad tan grande entre países por motivos laborales, de estudios o sociales, nos podemos encontrar en dicho caso en el ámbito personal. ¿Ejemplos? Por el hecho de casarnos con una persona extranjera, por comprar o vender un piso, por la concesión de un préstamo o la aceptación de una herencia.

traducir escrituras, internacionalización

Sin embargo, seguramente donde más se puede presentar esta necesidad es en el mundo empresarial. Es evidente que las empresas se quieren expandir y empezar a operar en otros países. En estos casos tienen que trasladar al idioma oficial del país las escrituras de constitución de la empresa y cualquier otra documentación que la Administración de aquel país exija. La información debe trasladarse con fidelidad al detalle, de lo contrario podría ocurrir que no se aceptara y no se pueda constituir la empresa.

Si te encuentras en esta situación, no dudes en pedirnos más información o presupuesto, que te prepararemos sin ningún compromiso.


Foto: Christine Roy

Diferencias entre la traducción jurídica y la jurada

A menudo nos damos cuenta de que todavía existe cierta confusión sobre cuáles son las diferencias entre la traducción jurídica y la jurada. Para que queden bien claras y para que decidas qué tipo de traducción necesitas, hemos preparado esta entrada.

La traducción jurídica

La traducción jurídica hace referencia a temas relacionados con el derecho o la ley. Dentro de esta categoría encontramos, principalmente, contratos de todo tipo, pero también certificados, escrituras y resoluciones judiciales, entre otros. Así pues, es un tipo de especialización, como podrían ser la médica, técnica, publicitaria, etc.

Para conseguir una buena traducción jurídica es fundamental contar con los servicios de un traductor nativo especializado en este ámbito.

La traducción jurada

La traducción jurada, en cambio, no pertenece a un ámbito de especialidad concreto, aunque muchas veces los documentos que haya que traducir sean del ámbito jurídico (¡y de ahí la confusión!). Simplemente es una traducción oficial que debe estar firmada y sellada por un traductor jurado.

Para llevar a cabo un trámite oficial en el extranjero, por ejemplo, es necesario proporcionar una traducción jurada al idioma de la entidad donde se presentan los documentos. Estos documentos pueden ser, entre otros: certificados de matrimonio, partidas de nacimiento, certificados de antecedentes penales, certificados médicos o certificados académicos.

Esta especialización solamente la puede desarrollar un traductor jurado. Es decir, un traductor que ha sido acreditado por las autoridades competentes del país que corresponda. En España, el organismo encargado de acreditar traductores e intérpretes es el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación. La Generalidad de Cataluña también cuenta con un registro propio de traductores e intérpretes jurados.

La función de este traductor es similar a la de un notario: asegura que su versión es fiel al documento original. Para certificarlo, la entrega firmada y sellada y la adjunta a una copia del documento original. Por este motivo, las juradas solo son válidas en papel y no en formato electrónico. Si tienes que realizar un trámite oficial y necesitas una, no te pierdas esta entrada del blog sobre los 6 pasos básicos para encargar una traducción jurada.

Diferencias entre la traducción jurídica y la traducción jurada

¿Las juradas son mejores que las jurídicas?

¡En absoluto! No hay ninguna diferencia en cuanto a la calidad, siempre que ambas sean obra de traductores cualificados y especializados. Las juradas, sin embargo, tienen un precio más elevado que las normales por el carácter legal que tienen y el trabajo adicional que implican.

Diferencias entre la traducción jurídica y la jurada

¿Todavía tienes dudas? Hemos preparado esta tabla para que, de un solo vistazo, puedas ver las diferencias entre los dos tipos:

 Traducción jurídicaTraducción jurada
Tipo de documentosDocumentos del ámbito del derecho o de la ley (contratos, certificados, escrituras, etc.).Un documento de cualquier ámbito que necesita una traducción certificada con validez legal.
FormatoSuele tener formato electrónico (documento de texto, pdf, ppt, etc.).Impresa en papel y adjunta a una copia del documento original.
Quién las haceUn traductor cualificado, que no está necesariamente certificado como traductor jurado.Un traductor oficial certificado por la autoridad competente del país que corresponda.
PrecioMás económico que el de la jurada.Más elevado que el de la jurídica simple.

¿Necesitas una traducción jurídica o una jurada? Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a conseguir la que quieres.

 


Foto destacada: Christian Stahl
Fotos: Giammarco Boscaro, rawpixel

6 pasos para encargar una traducción jurada

Puede que te encuentres en la situación de tener que encargar una traducción jurada y no sepas bien qué es:

Imaginemos que, para realizar algún trámite, tienes que presentar ante una institución u organismo una documentación que no está en su idioma. En ese caso, es probable que te pidan una.

Una traducción jurada es una traducción realizada por un traductor jurado nombrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores, la Generalidad de Cataluña o las autoridades competentes del país o la región de origen del traductor. Tiene carácter oficial y lleva la firma y el sello del traductor jurado que la realiza, de forma que tiene validez legal ante cualquier organismo oficial. Asimismo lleva anexa una certificación oficial. Algunos organismos oficiales pueden requerir la legitimación de la firma del traductor jurado ante notario. Esto no es frecuente, pero si es tu caso, comunícanoslo antes de hacer el encargo.

A veces los documentos que se tienen que traducir, o las traducciones, deben ir acompañados de la apostilla de La Haya. La apostilla de La Haya la emite un notario y sirve para verificar la autenticidad del documento a escala internacional. Para más información sobre las apostillas en papel o electrónicas, te remitimos al Ministerio de Justicia.

Ahora sí, te detallamos los pasos para encargar una traducción jurada.

encargar una traducción jurada

Envíanos los documentos por correo electrónico. Así de fácil.

1. Envío de los archivos para un servicio de traducción jurada

A menudo nos preguntan si es necesario aportar el documento original para realizar la traducción jurada. No, solo necesitamos que nos mandéis el documento que tengáis que traducir por correo electrónico. No hace falta llevar el documento original al traductor jurado, puesto que la normativa especifica que la traducción debe ir acompañada de una copia del documento original, sellada y con la fecha en todas las páginas.

Puedes enviarnos los documentos escaneados directamente por correo electrónico a info@ampersand.net o a través de nuestro formulario y te haremos un presupuesto sin compromiso.

Si nos envías una imagen o un documento escaneado, asegúrate de que la resolución sea suficiente y de que se vea todo el documento. Lo que el traductor no pueda leer, no se podrá traducir. Si el documento contiene texto manuscrito, es recomendable enviar su transcripción para asegurar que no haya errores de interpretación. Principalmente nombres propios y direcciones.

encargar una traducción jurada

Todo lo que no se pueda leer, no se podrá traducir.

2. Combinación de idiomas

En Ampersand traducimos a muchos idiomas y lo que puede ser obvio para ti no lo es para nosotros. Por lo tanto, asegúrate de dejar bien claro a qué idioma o idiomas necesitas la traducción jurada.

3. Tipo de encargo

Nos tienes que especificar que necesitas una traducción jurada. ¿No estás seguro? Aquí te contamos todo lo que tienes que saber.

4. Plazo de entrega

En el presupuesto te informamos claramente del plazo que necesitamos para poder llevarla a cabo la. No obstante, el plazo puede variar según la combinación de idiomas y la extensión del texto.

encargar una traducción jurada, plazo de entrega,

Planifícate bien para una traducción dentro del plazo que necesites.

5. Cálculo del presupuesto

Una vez que dispongamos de toda la información: la combinación de idiomas, el servicio que precisas y el plazo podremos determinar el precio. En general, los certificados suelen ser cortos, por lo que se aplica un cargo fijo, si no se factura según la cantidad de palabras del texto original. Aquí encontrarás más información sobre cómo se calcula el presupuesto para un servicio de traducción (jurada).

6. Entrega de la traducción jurada

La entrega tiene que ser necesariamente en papel dado que la normativa publicada en el BOE especifica que tiene que ir sellada y firmada. Por lo tanto, puedes pasar a recogerla por nuestra oficina o te la podemos enviar por correo o mensajero. Solo tienes que indicarnos el método de entrega que prefieras cuando nos solicites el servicio. El  formato electrónico no tiene validez legal. Aun así, algunas instituciones las aceptan escaneadas y, si el trámite avanza, acaban por exigirla en papel.


Así que ya sabes, si necesitas  servicio de traducción jurada pídenos un presupuesto sin compromiso. 25 años de experiencia nos avalan.


Fotos: rawpixel, Annie SprattAndrey Larin

Estudiar en el extranjero: traducir documentos académicos

Con la llegada del fin de curso se cierra una etapa y, automáticamente, se abre otra. Y, ¿quién sabe?, a lo mejor esta nueva etapa te lleva a estudiar más allá de las fronteras del país. Si este es tu caso y quieres estudiar en el extranjero, tendrás que preparar una serie de documentos para solicitar plaza en el centro donde quieras realizar la estancia, pedir becas, buscar alojamiento, etc.

Hay mucho que hacer, sí, pero en Ampersand te ayudamos con una parte fundamental de estos trámites: la traducción de los documentos académicos que necesitas para estudiar en el extranjero.

estudiar en el extranjero, traducción jurada, traducción de títulos, documentos académicos
Foto: JESHOOTS.COM en Unsplash

¿Qué trámites tengo que hacer para estudiar en el extranjero?

Todo depende del tipo de estudios que quieras cursar y del destino. No es lo mismo una estancia de verano para aprender un idioma, que un intercambio universitario del programa Erasmus+ o ir a estudiar un máster o un curso de doctorado. Además, hay que tener en cuenta que los requisitos serán bastante distintos si estudias dentro o fuera de la Unión Europea.

En la mayoría de los casos, la propia universidad o las universidades de destino disponen de páginas web y de oficinas para el asesoramiento de los estudiantes internacionales y te informarán de los documentos que tienes que presentar para acreditar tus estudios y que cumples con los requisitos exigidos. Para el resto de las gestiones referentes a tu estancia en el extranjero, la mejor opción es que te informes en el consulado o embajada del país donde realizarás la estancia. Te dejamos unos cuantos enlaces que ofrecen en Educaweb:

¿Qué documentos suelen pedir?

Te recomendamos que te informes con mucha antelación sobre los documentos que tendrás que presentar, sobre los plazos de los que dispones para entregarlos y sobre en qué idiomas aceptan la documentación. Habitualmente te pueden pedir algunos de los documentos siguientes:

  • Certificaciones de los títulos obtenidos con las calificaciones correspondientes y/o programa de estudios superados.
  • Certificado oficial o prueba de nivel del idioma en que se imparten los estudios escogidos.
  • Carta de motivación, CV y cartas de recomendación.
  • Otros documentos para la estancia: seguro médico, visado de estudiante o permiso de residencia (consúltalo en el consulado o embajada correspondiente).
estudiar en el extranjero, traducción de títulos, documentos académicos
Foto: Element5 Digital en Unsplash

¿Cómo puedo traducir mis documentos académicos?

Cuando sepas qué documentos necesitas para el proceso de solicitud, solo debes comprobar cuáles son los idiomas admitidos para poder presentarlos. Si tu universidad no te puede proporcionar los títulos, diplomas o certificados en la lengua requerida, siempre puedes encargar el servicio de traducción a un profesional autorizado. Asegúrate de que en caso de que te pidan una traducción oficial, encargas una traducción jurada realizada por un traductor/intérprete jurado legalmente inscrito en España. Además, la traducción tiene que contener el sello y la firma del traductor/intérprete jurado.

Asimismo, también es muy importante que te informes sobre si necesitas hacer algún proceso de legalización de tus documentos académicos oficiales para que sean admitidos en el país de destino. Te dejamos un enlace con información sobre legalizaciones del mismo Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

En Ampersand Traducciones ofrecemos el servicio de traducción jurada en múltiples idiomas y todos los traductores jurados con los que trabajamos están inscritos en la lista del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación o de la Generalitat, según corresponda.

estudiar en el extranjero, traducción jurada, documentos académicos,
Foto: Zachary Nelson en Unsplash

Finalmente, ten en cuenta que las administraciones de los países de la UE son las responsables de sus sistemas educativos y, por lo tanto, son libres de aplicar sus propias normas respecto al reconocimiento o no de los títulos obtenidos en el extranjero. Por lo tanto, es responsabilidad tuya asegurarte de qué trámites y qué documentación tienes que presentar según el país u organismo donde te interese estudiar.

Anímate a estudiar en el extranjero ¡y que las gestiones previas no te echen atrás! Te dejamos una lista de motivos para acabar de convencerte. Recuerda que en Ampersand nos encargamos de la traducción, jurada o normal, de todo tipo de documentación en múltiples idiomas. Pídenos presupuesto sin compromiso.


Foto destacada: Alexis Brown en Unsplash

Planificación para traducir las cuentas anuales

Anteriormente ya hemos hablado de la traducción de cuentas anuales, de sus características y particularidades dentro de la especialidad de la traducción financiera y del aumento de esta necesidad de acuerdo con la intensificación de los intercambios económicos entre empresas de diferentes países. En esta entrada hablaremos de un aspecto concreto de este tipo de traducción: la planificación para traducir las cuentas anuales.

La importancia del calendario

Según la Ley de Sociedades de Capitallos administradores de las sociedades están obligados a formular las cuentas anuales, el informe de gestión y la propuesta de aplicación del resultado, así como, en su caso,  las cuentas y el informe de gestión consolidados de la empresa en el plazo de tres meses desde la fecha del cierre del ejercicio social que, si no se estipula de otro modo en los estatutos de la empresa, termina el 31 de diciembre de cada año. Por lo tanto, para la mayoría de empresas el plazo para formular las cuentas anuales termina el 31 de marzo.

Las cuentas anuales comprenden el balance, la cuenta de pérdidas y ganancias, un estado que refleje los cambios en el patrimonio neto del ejercicio, un estado de flujos de efectivo y la memoria. Las cuentas anuales y, en su caso, el informe de gestión deberán ser revisados por un auditor de cuentas.

El auditor de cuentas comprobará si las cuentas anuales ofrecen la imagen fiel del patrimonio, de la situación financiera y de los resultados de la sociedad, así como la concordancia del informe de gestión con las cuentas anuales del ejercicio.

Posteriormente, las cuentas anuales son aprobadas por la junta general en una convocatoria ordinaria que debe tener lugar necesariamente dentro de los seis primeros meses de cada ejercicio para aprobar la gestión social, las cuentas del ejercicio anterior y resolver sobre la aplicación del resultado. Por lo tanto, el plazo para la aprobación de las cuentas anuales por la junta general finaliza el 30 de junio.

Durante el mes siguiente a su aprobación, se presentará para su depósito una certificación de los acuerdos de la junta general de aprobación de las cuentas anuales y de aplicación del resultado en el Registro Mercantil en el que esté inscrita la sociedad.

traducir las cuentas anuales, planificación, traducción financiera

¿Tienes que traducir las cuentas anuales?

A veces es necesario traducir las cuentas anuales a otro idioma, ya sea porque el receptor no entiende el idioma en el que se han redactado o porque es necesario presentarlos en otros territorios.

En ese caso, hay que tener en cuenta el plazo para la traducción en vuestra planificación. Puedes solicitar los servicios de una empresa de traducción como Ampersand que ponga a vuestra disposición traductores especializados y con experiencia en traducción financiera además de las herramientas tecnológicas necesarias para asegurar la calidad de las traducciones y el tratamiento confidencial de la información.

Finalmente, en muchos casos estas traducciones tienen que ser traducciones juradas, ya que este tipo de traducción tiene validez oficial. Pide un presupuesto sin compromiso para traducciones juradas o normales de las cuentas anuales.