Etiqueta: herramientas TAO

Diferencias entre traducción automática y traducción asistida

No todo el mundo tiene claras las diferencias entre traducción automática y traducción asistida. Cuando alguien ajeno al sector de la traducción piensa en la traducción automática, existen muchas posibilidades de que piense en el sistema automático de traducción de Google. Es un sistema gratuito y de fácil acceso que puede ser útil en determinados casos.

Sin embargo, hay que ser cautelosos y no abusar de él porque sus bondades pueden causar problemas. Ejemplo: utilizar esta herramienta como sustituto de un diccionario puede conllevar errores y malentendidos. Hoy en día disponemos de suficientes diccionarios gratuitos para no tener que utilizar los sistemas de traducción automática como diccionarios.

Por otro lado, los traductores profesionales disponemos de herramientas que pueden simplificar el proceso de traducción, abaratar costes y reducir plazos. Se trata de herramientas de traducción asistida por ordenador, también conocida como TAO. Veamos qué diferencias hay entre los dos sistemas.

¿Cuáles son las diferencias entre traducción automática y traducción asistida?

Echemos un vistazo a las diferencias más destacadas. Estas diferencias pueden variar según los sistemas de traducción automática que comparemos:

Traducción automática (sin postedición)Traducción asistida
No requiere la intervención de un traductor. Requiere la intervención de un traductor.
Algunos sistemas no garantizan la coherencia en la traducción de una misma frase.Los programas de TAO incorporan memorias de traducción, que facilitan la coherencia en la traducción de una misma frase.
El producto de la traducción solo se puede utilizar tal cual en situaciones concretas.El producto traducido se puede utilizar en todas las situaciones.
Algunos sistemas permiten incorporar glosarios propios. Permite utilizar glosarios propios o del cliente, y también permite crear glosarios.
En la mayoría de casos, el texto traducido no se puede utilizar sin una revisión posterior (postedición).
Las traducciones realizadas con traducción asistida se entregan listas para usar.

Una de las diferencias más importantes entre traducción automática y traducción asistida es que la primera, per se, no requiere la intervención de ningún traductor. Basta con que una persona introduzca el texto que quiere traducir en el sistema de traducción. No obstante, en la mayoría de los casos no se puede utilizar esta traducción tal como la recibimos, sino que es necesario realizar una revisión que recibe el nombre de postedición. Con esta fase de revisión podemos eliminar errores de la traducción automática que pueden causar problemas graves.

Por otro lado, la traducción asistida por ordenador es una tecnología pensada para traductores. El software no traduce solo, sino que ayuda al usuario a realizar la traducción completa. Este tipo de programas trabajan con una memoria de traducción. Esta memoria es la base de datos que acumula todos los proyectos realizados desde este entorno de traducción. Con ella ayudamos a mantener la coherencia del vocabulario utilizado, a reducir el plazo de entrega y, en algunos casos, a reducir los costes. Encontrarás más información en la entrada sobre la traducción asistida que publicamos hace un tiempo.

diferencias entre traducción automática y traducción asistida

Entonces… ¿puedo utilizar la traducción automática?

La traducción automática no es mala, pero creemos que tiene unas utilidades concretas y que no siempre es adecuada. Por este motivo, conviene recordar que otra de las diferencias entre traducción automática y traducción asistida es que, mientras que la traducción asistida es apta para todos los usos, la traducción automática no lo es si no se revisa. Sería adecuada, por ejemplo, para realizar una traducción rápida de documentación y saber aproximadamente de qué trata. Asimismo, sería útil para determinar qué documentos se tienen que traducir dentro de un conjunto de documentos de gran volumen.

Ahora ya conoces algunas diferencias entre traducción automática y traducción asistida. En cualquier caso, si la traducción automática no cubre tus necesidades y necesitas asesoramiento en relación con la traducción de un proyecto, ponte en contacto con nosotros. Podemos valorar todos los factores implicados y asesorarte sobre cuál es la mejor forma de llevar a cabo la traducción en cuestión. Nuestros presupuestos son totalmente gratuitos y sin compromiso.

 

Créditos: fotos de rawpixel y de Markus Spiske

 

Ventajas de la traducción asistida por ordenador

Las herramientas de traducción asistida por ordenador (CAT tools en inglés: Computer-Assisted Translation) son la respuesta de la informática aplicada a la mejora de la eficiencia del proceso traductor. Se trata de programas que ayudan al traductor a optimizar el proceso de traducción creando un entorno adecuado para desarrollar su trabajo.

A diferencia de los sistemas de traducción automática, las herramientas de traducción asistida por ordenador permiten aprovechar traducciones realizadas por traductores humanos y gestionar de forma eficaz las repeticiones internas de un texto. Al principio, se trataba principalmente de complementos que se integraban en un procesador de texto, pero actualmente se trabaja con programas independientes con una interfaz propia o también con herramientas en línea.

¿Cómo funcionan las herramientas de traducción asistida por ordenador?

Las herramientas de traducción asistida por ordenador (TAO) analizan los archivos que se van a traducir, dividen su contenido en segmentos y los preparan para que sean traducidos por un traductor. La función principal de las herramientas TAO es almacenar las traducciones en bases de datos llamadas memorias de traducción, de modo que podamos recuperar la traducción de un segmento que ya hayamos traducido anteriormente. Además, el programa es capaz de detectar similitudes entre los segmentos nuevos por traducir y otros ya almacenados, de modo que la herramienta nos mostrará esta información y nos permitirá aceptarla, rechazarla o modificarla.

Las herramientas de traducción asistida también cuentan con otra funcionalidad importante: las bases de datos terminológicas. Podemos crear bases de datos multilingües con entradas terminológicas de varios campos de especialidad para evitar perder el tiempo realizando consultas terminológicas que ya hayamos hecho previamente y para asegurar la coherencia terminológica a lo largo de la traducción.

¿Cómo trabajamos en Ampersand Traducciones?

En Ampersand Traducciones usamos uno de los programas líderes del sector para gestionar y llevar a cabo la gran mayoría de nuestros encargos de traducción. Esto nos permite optimizar los procesos y ofrecer traducciones de calidad con plazos de entrega más ajustados y tarifas de traducción competitivas.

Las ventajas de la TAO

Aparte de las memorias de traducción y las bases de datos terminológicas, estos programas también disponen de filtros que, en el momento de importar un archivo para su traducción, reconocen la extensión del archivo y ocultan todo lo que no sea texto traducible y que el traductor no debería modificar, como por ejemplo las etiquetas de formato en archivos .html, .xml, .xliff, .php, etc. Así nos aseguramos de que, una vez exportada la traducción, el formato del archivo traducido se mantenga intacto.
traducción asistida por ordenador, TAO, etiquetas, filtros

Otras funcionalidades de las herramientass TAO son la incorporación de correctores ortográficos para evitar errores de tecleo o las faltas de ortografía, la posibilidad de llevar a cabo búsquedas en fuentes externas como diccionarios en línea, o una herramienta de control de calidad que antes de exportar la traducción nos avisa si hay algún criterio preestablecido que no se cumple, como por ejemplo si se detectan dos espacios seguidos o si falta alguna etiqueta.

En definitiva, si bien la traducción es un talento, o incluso todo un arte, y por eso seleccionamos a los mejores profesionales de la traducción, creemos que la tecnología tiene que tener un papel importante en todas sus fases y, sobre todo, en el mismo proceso de traducción. La razón es la siguiente: la calidad es la finalidad última y el concepto orientador de nuestra actividad.

Los mejores formatos para traducir: word, excel, html, etc.

Muchas veces se habla de los mejores formatos para traducir y es que, a pesar de que se puede traducir cualquier tipo de documentación en cualquier formato de texto (Word, Excel, PDF, PowerPoint, etc.), es importante destacar que existen algunos formatos más «favorables» que otros, tanto para el traductor como para las herramientas de traducción asistida que utiliza.
Los mejores formatos para traducir

Por suerte, hoy en día los traductores profesionales utilizamos herramientas tecnológicas que nos permiten optimizar los procesos de traducción y la calidad del texto resultante. Estas herramientas se pueden utilizar únicamente con determinados formatos de archivo: formatos originales editables. Esto quiere decir que los mejores formatos para traducir y poder utilitzar este tipo de tecnologías son documentos originales en formatos como los siguientes: Word, Excel, PowerPoint, html, xml, formatos de intercambio de InDesign, FrameMaker, etc.

Al trabajar con este tipo de archivos, la traducción se realiza utilizando todas las herramientas tecnológicas disponibles y esto permite, entre otras cosas:

  • Optimizar los procesos de traducción.
  • Reducir los plazos de entrega.
  • Reducir los costes de traducción.
  • Conseguir homogeneidad y coherencia en toda la documentación traducida.
  • Utilizar glosarios terminológicos y memorias de traducción.
  • Devolver la traducción en el mismo formato que el documento original, manteniendo también los formatos de texto como interlineados, negritas, colores, espacios, mayúsculas, enlaces, etc.

Cuando no se dispone de este tipo de formatos, sino que los archivos que se entregan para traducir son PDF, jpg, png y similares, los procesos adquieren mayor complejidad porque es necesario realizar un trabajo previo de adaptación del documento para poder realizar la traducción optimizando al máximo los procesos.

 

 

Ventajas de traducir con glosarios terminológicos

¿Su empresa utiliza glosarios terminológicos en sus traducciones?

Muchos clientes de traducción utilizan glosarios terminológicos porque ofrecen numerosas ventajas. Un glosario no es más que un listado de términos y expresiones junto con la traducción deseada. Lo puede crear usted mismo estableciendo la terminología que quiere que los traductores utilicen en sus traducciones, y también lo puede crear la empresa de traducción a medida que va realizando traducciones para su empresa.

El uso de un glosario le permitirá determinar tanto el vocabulario como las expresiones, con lo que, entre otras cosas, conseguirá que los textos sean más coherentes y homogéneos y evitará la posibilidad de encontrar terminología distinta en un mismo documento.

Seguramente, conseguir que la documentación sea legible y coherente gracias a un lenguaje controlado es un objetivo de su empresa. Pero los beneficios son aún mayores. Al homogeneizar los contenidos, también podrá reutilizar los textos en distintos tipos de manuales y documentos, con el consiguiente ahorro de costes.

Además, si el vocabulario y las expresiones de dichos textos están controlados, se podrán traducir con mayor facilidad con traductores humanos que utilicen las nuevas tecnologías de traducción (especialmente memorias de traducción) o con sistemas de traducción automática.

Esta estrategia del uso de glosarios terminológicos combinado con tecnologías de la traducción le permitirá no sólo ahorrar costes de traducción, sino también conseguir una ventaja competitiva respecto a la competencia a la hora de preparar la documentación para el mercado global de una manera mucho más ágil y eficaz.

Por ello, le aconsejamos que consulte con su agencia de traducción la posibilidad de disponer de un glosario terminológico propio para su empresa, ya que su uso ofrece numerosas ventajas.

 

6 pasos para reducir los costes de traducción

Es muy probable que su empresa se haya preguntado en más de una ocasión cómo reducir los costes de traducción sin que la calidad se vea afectada.

En este post explicaremos cuáles son los factores que intervienen a la hora de determinar los costes de traducción para que, así, su organización pueda actuar en consecuencia y minimizar el coste correspondiente.

costes de traducción, presupuesto, glosarios terminológicos, herramientas TAO

Lo primero que hay que saber es que los costes de traducción dependen de varios factores, por lo que es habitual encontrar diferencias de precios en función de las características del servicio ofrecido y/o solicitado.

A continuación damos algunas indicaciones que le pueden ayudar a reducir los costes de traducción en su empresa:

  1. Identificar qué documentación es necesario traducir en función de cada mercado y del público objetivo al que se dirige: cuando una empresa decide entrar en un mercado extranjero, es importante adaptar la documentación de la empresa al idioma del mercado local. En nuestro post «Traducir para exportar» podrá ver qué tipo de documentación suele ser necesario traducir.
  2. Contratar servicios profesionales: hay diferentes tipos de servicios de traducción, que responden a necesidades distintas y que van desde la traducción automática a la contratación de agencias de traducción, sin olvidar a los traductores independientes. Cuando se trata de traducir documentación destinada a los clientes o que va a salir de la compañía, es necesario contratar los servicios de una agencia de traducción profesional. En un principio, el precio será más alto, ya que el coste de una traducción realizada por un traductor profesional suele ser superior al de una traducción realizada por traductores inexpertos o poco profesionales, pero le será mucho más rentable pagar un precio un poco más alto y asegurarse de que la traducción sea de calidad en lugar de tener que encargar dos o tres veces el mismo trabajo por haber elegido al traductor equivocado…
  3. Disponer de plazos de entrega razonables: los plazos de entrega son uno de los factores que más afectan en el momento de reducir los costes de traducción. Si se requiere una traducción profesional, ésta deberá ser realizada por un traductor humano cualificado, que requiere un tiempo mínimo determinado por debajo del cual no es posible realizar una traducción de calidad. A título informativo, se calcula que un traductor puede traducir, de media, unas 10 páginas al día. Todos los encargos que requieran plazos inferiores al indicado implicarán unos costes de traducción más elevados y, también, una disminución de la calidad de la traducción, ya que muy probablemente la traducción se tendrá que dividir entre varios traductores, con lo que se perderá la coherencia del estilo y de la terminología utilizados.
  4. Facilitar la documentación que se tiene que traducir en un formato de texto editable siempre que sea posible, ya que facilitará el trabajo al traductor y le permitirá utilizar herramientas de ayuda a la traducción a fin de optimizar la calidad y reducir los costes.
  5. Utilizar herramientas tecnológicas de traducción asistida: Contratar una agencia de traducción que utilice herramientas de traducción asistida como, por ejemplo, memorias de traducción o glosarios terminológicos que permitan optimizar los recursos, ofrecer traducciones con la máxima calidad y reducir los costes de traducción.
  6. Contratar agencias de traducción estables: al contratar a una agencia de traducción, contrata a un equipo de traductores profesionales de todos los idiomas y sectores que utilizan la infraestructura y la tecnología necesarias para poderle dar respuesta a todas sus necesidades de traducción, independientemente de la combinación de idiomas, del formato o de la dimensión del proyecto.

La gestión de sus traducciones y, sobre todo, la custodia de los recursos lingüísticos que caracterizan y diferencian estratégicamente su documentación exigen una agencia de traducción sólida y profesional como Ampersand Traducciones, que le garantice estabilidad a lo largo del tiempo y una infraestructura tecnológica que asegure la salvaguarda de sus activos lingüísticos.