Etiqueta: herramientas TAO

Proyectos de traducción de gran volumen: un doble reto

Los proyectos de traducción de gran volumen son un reto, tanto para los traductores como para los gestores. A nosotros nos gusta enfrentarnos a este tipo de retos, pero para que no sean un obstáculo insalvable te explicaremos qué sistema de trabajo seguimos.

Sin embargo, antes de empezar debemos aclarar un punto: ¿qué entendemos por gran volumen? Como siempre, todo es relativo. 5.000 palabras pueden parecerle mucho a quien suele trabajar con textos breves de media página, pero para quien trabaje con libros son una miseria. Para sistematizar un poco el trabajo, nosotros nos referimos a algo más extenso: de 20.000 palabras en adelante. A partir de esta cifra te ofrecemos descuento por volumen.

Cálculo del plazo

projectes de traducció de gran volumEl primer paso para empezar el trabajo es ver cuál es la extensión exacta de los proyectos de traducción de gran volumen, de forma que sepamos cuánto tiempo se necesita para poder traducirlo. Esta información te la facilitamos siempre con el presupuesto del trabajo.

No existe una fórmula exacta para saber el plazo, sino que a partir de un estándar básico de palabras/día aumentamos o reducimos el tiempo necesario según el tipo de archivo, el ámbito y el grado de especialización del texto. Si el resultado que obtenemos se ajusta a tus necesidades, el traductor puede empezar el trabajo. Si te urge tener el texto antes, deberá dividirse el proyecto entre varias personas.

División del proyecto

Antes que nada, debemos avisar de una cosa: para traducir cualquier tipo de proyecto, lo más recomendable es que se ocupe de ello un solo traductor. A pesar de ello, sabemos que cuando se trata de proyectos de traducción de gran volumen no siempre se dispone de tiempo suficiente para que pueda hacerlo una sola persona, ya que son trabajos que pueden prolongarse durante semanas o meses. También tenemos que advertir de que la calidad del texto en cuando a uniformidad y estilo puede verse afectada: no obstante, sabemos que a veces es más importante llegar a un plazo concreto.

Si tu proyecto está formado por múltiples archivos (aunque estén relacionados), repartimos los archivos entre los distintos traductores y listo. Si se trata de un solo archivo, calcularemos cuántas páginas deben asignarse a cada persona para ajustarnos al plazo. Una ayuda de la que disponemos para la división es el programa de traducción asistida por ordenador (TAO) que utilizamos normalmente, ya que la función de división nos ayuda a calcular qué parte se asigna a cada traductor.

Coordinación del equipo de traductores

projectes de traducció de gran volumEn Ampersand trabajamos tanto con nuestro equipo interno de traductores como con colaboradores externos. Esto también se aplica a los proyectos de traducción de gran volumen. Para coordinar el trabajo de todas estas personas, resulta crucial la tarea del gestor de proyectos.

Además de preparar la porción de trabajo que se asignará a cada persona y de buscar los traductores más adecuados al proyecto, el gestor de proyectos es el nexo de comunicación entre traductores internos y externos y entre estos y el cliente. Es una figura clave para conseguir que se trate de un trabajo de equipo en lugar de un collage de distintas cosas. También aprovechamos las funciones de las herramientas TAO, que, gracias al uso de memorias de traducción, permiten compartir el trabajo de todos los traductores implicados.

Fijación de criterios lingüísticos

Como hemos dicho más arriba, los proyectos de traducción de gran volumen en los que trabajan distintas personas pueden tener problemas de uniformidad. Para minimizarlo en la medida de lo posible, en Ampersand contamos con manuales de estilo propios para las lenguas más habituales que facilitamos a nuestros traductores. Así nos aseguramos de que determinados criterios se aplican de forma constante. Para los proyectos de traducción de gran volumen, también facilitamos algunas indicaciones específicas para el texto en cuestión.

Por otro lado, es importante utilizar una terminología uniforme. Por ejemplo, si para traducir file un traductor opta por archivo y otro por fichero, el lector podría pensar que se trata de dos cosas distintas. Si nos has facilitado un glosario terminológico, todos los traductores lo utilizarán. Si no, crearemos un glosario a medida que se traduzca el texto que, gracias al programa de TAO, todos los traductores tendrán siempre actualizado.

Unificación final

projectes de traducció de gran volumUna vez traducidas todas las partes del proyecto, un revisor se encarga de hacer la unificación final. Esta persona puede ser uno de los traductores que ha participado en el proyecto o bien un tercero. Otra vez, gracias a las herramientas TAO, podemos hacer un control de calidad rápido (por ejemplo, de la uniformidad de la terminología, errores con cifras o con signos de puntuación). De forma paralela, dependiendo de la amplitud del plazo, el revisor puede ir más a fondo y realizar cambios de estilo para homogeneizar el texto.

En conclusión, si necesitas traducir documentación muy extensa en un plazo ajustado, ponte en contacto con nosotros y te haremos un presupuesto y analizaremos de qué opciones dispones para que la traducción sea profesional y tenga la máxima calidad.


Imagen destacada: Henryk Niestrój. Demás: OpenClipart-Vectors; Shutterstock.

Plazos de traducción: ¿cómo los calculamos?

Lo primero que quieren saber los clientes al encargar una traducción, además de qué coste tendrá, es qué día estará terminada. Como te contamos en la entrada sobre **traducción de proyectos de gran volumen**, no existe ninguna fórmula mágica para calcular los plazos de traducción con exactitud.

Si ya nos has encargado traducciones alguna vez, quizás te haya sorprendido recibir algunos trabajos el día y a la hora que constaba en el presupuesto y otras veces bastante antes. Ahora te explicaremos de forma resumida qué tienen en cuenta las gestoras de proyectos de Ampersand para calcular el plazo de entrega de  tus encargos.

¿Qué elementos utilizamos para calcular los plazos de traducción?

terminis de traduccióEn primer lugar, es importante el formato del texto que hay que traducir. Si se trata de un archivo en formato no editable o impreso en papel, el plazo se alarga. Y es que tendremos que traducirlo manualmente o bien convertirlo a un formato apto para las herramientas TAO.

En cambio, si el archivo está en formato electrónico editable, podremos procesarlo con las herramientas TAO. Estas herramientas tienen múltiples funciones que agilizan el trabajo: permiten consultar terminología y traducciones anteriores, aprovechar la posible repetición interna del texto e incluso anteriores traducciones parecidas o iguales. Si la repetición o las coincidencias con trabajos anteriores son considerables, el plazo puede acortarse. Puedes leer más sobre los formatos idóneos para la traducción aquí.

Paralelamente también hay que considerar el ámbito del documento. Por un lado, tenemos los textos especializados (técnicos, jurídicos, médicos, etc.). Aunque siempre se ocupen de ellos traductores especializados expertos, implican más trabajo de documentación e investigación. Como ejemplo, tenemos las patentes: a veces son innovaciones tan recientes que es muy complicado encontrar información sobre el tema. Por otro lado, tenemos textos no especializados como la publicidad, con un importante componente de creatividad: esto también aumenta los plazos de traducción.

¿Todos los idiomas tienen los mismos plazos de traducción?

terminis de traducció

Las características de cada idioma hacen que aumente o disminuya el número de palabras que un traductor puede asumir al día. Por ejemplo, si tenemos un texto en alemán de 10.000 palabras, hay que tener en cuenta que muchas pueden ser palabras compuestas y que, en realidad, nuestro texto será bastante más largo.

También se debe considerar cuál es la combinación lingüística del trabajo. Y es que en las combinaciones poco habituales para las que no hay mucha disponibilidad de traductores hay que ajustarse a la disponibilidad del traductor. Y puede tener una cola de trabajo bastante larga que atrase el plazo de entrega.

¿Hay que tener en cuenta algo más en los plazos de traducción?

Sí, y es algo que a menudo olvidamos: el trabajo de **gestión de proyectos**. Hacer el presupuesto, calcular el plazo, preparar los archivos con el programa de TAO, contactar con los traductores para saber quién puede encargarse del trabajo… Todo lo que hacemos además de la traducción tratamos de hacerlo rápido, pero como no siempre sale todo rodado, tenemos que dejar algo de margen para posible imprevistos. Así, si hay alguna urgencia, también será más fácil gestionarla.

¿Qué tienes que hacer si necesitas una traducción urgente?

En estos casos, analizaremos exactamente de qué se trata para ver qué opciones hay. Normalmente, si se trata de textos de una extensión considerable, pueden dividirse entre más de un traductor. Sin embargo, hay que hacer algunas tareas de gestión extra que implican un coste. El resultado tampoco tendrá la misma calidad y uniformidad que si traduce el texto una sola persona. Por esto, siempre te pedimos que tengas algo de previsión para encargar las traducciones.

En cualquier caso, si tienes una traducción (ya sea urgente o no), ponte en contacto con nosotros. Después de calcular el plazo de la traducción, te mandaremos un presupuesto con el plazo necesario o bien te diremos qué podemos hacer para adaptarnos a tus necesidades.


Imagen destacada: Chuk Yong en Pixabay.

El valor añadido del gestor de proyectos

El gestor de proyectos es el gran desconocido en el negocio de la traducción. Al ser una figura clave dentro de una empresa de traducción, te contamos en qué consiste su trabajo y qué valor añadido te aporta para que obtengas una traducción de la máxima calidad.

Funciones del gestor de proyectos

El gestor de proyectos es la persona con la que estableces contacto cuando necesitas una traducción, ya sea para un fin personal o profesional. El gestor de proyectos recibe tu petición y te envía un presupuesto después de valorar el tipo de texto, la combinación de idiomas, el formato del archivo, la disponibilidad de los traductores y si se trata de una traducción simple o de una traducción jurada.

gestor de projectes

Si se aprueba el presupuesto, el gestor de proyectos organiza el flujo de trabajo: prepara los archivos en caso de que sea necesario procesarlos para traducirlos con una herramienta de traducción asistida y, después de valorar cuál sería el traductor profesional más adecuado para el trabajo, teniendo en cuenta el tema del documento, la combinación de idiomas y la propia disponibilidad de los traductores, le asigna el encargo.

A partir de aquí, si el traductor escogido puede encargarse del trabajo, el proceso sigue adelante; si no puede, debe reasignarse el trabajo a otro traductor que pueda ocuparse de hacerlo con la misma garantía de calidad. Contado así parece una tarea bastante sencilla, pero a menudo se complica cuando los proyectos de traducción son de gran volumen o a múltiples idiomas, lo que hace que el trabajo de gestión de proyectos se multiplique exponencialmente y se tenga que coordinar un numeroso equipo de personas que trabajan al mismo tiempo en el mismo proyecto.

gestor de projectes, organització

Comunicación entre cliente y traductor

El gestor de proyectos es el enlace entre el cliente y el traductor, transmite la posible comunicación que tenga que darse entre estas dos figuras, centralizando la transmisión de cualesquier dudas que pueda tener el traductor o remitiendo las indicaciones, las aclaraciones o los glosarios que facilite el cliente al traductor.

Esta tarea de comunicación o enlace no termina con el envío de la traducción, sino que también puede tener que mediar en consultas posteriores del cliente respecto a la traducción con el fin de facilitar su resolución rápida y efectiva.

Si necesitas una traducción, ponte en contacto con nosotros para pedirnos un presupuesto sin compromiso y uno de nuestros gestores de proyectos te proporcionará todo este valor añadido.

Diferencias entre traducción automática y traducción asistida

No todo el mundo tiene claras las diferencias entre traducción automática y traducción asistida. Cuando alguien ajeno al sector de la traducción piensa en la traducción automática, existen muchas posibilidades de que piense en el sistema automático de traducción de Google. Es un sistema gratuito y de fácil acceso que puede ser útil en determinados casos.

Sin embargo, hay que ser cautelosos y no abusar de él porque sus bondades pueden causar problemas. Ejemplo: utilizar esta herramienta como sustituto de un diccionario puede conllevar errores y malentendidos. Hoy en día disponemos de suficientes diccionarios gratuitos para no tener que utilizar los sistemas de traducción automática como diccionarios.

Por otro lado, los traductores profesionales disponemos de herramientas que pueden simplificar el proceso de traducción, abaratar costes y reducir plazos. Se trata de herramientas de traducción asistida por ordenador, también conocida como TAO. Veamos qué diferencias hay entre los dos sistemas.

¿Cuáles son las diferencias entre traducción automática y traducción asistida?

Echemos un vistazo a las diferencias más destacadas. Estas diferencias pueden variar según los sistemas de traducción automática que comparemos:

Traducción automática (sin postedición)Traducción asistida
No requiere la intervención de un traductor. Requiere la intervención de un traductor.
Algunos sistemas no garantizan la coherencia en la traducción de una misma frase.Los programas de TAO incorporan memorias de traducción, que facilitan la coherencia en la traducción de una misma frase.
El producto de la traducción solo se puede utilizar tal cual en situaciones concretas.El producto traducido se puede utilizar en todas las situaciones.
Algunos sistemas permiten incorporar glosarios propios. Permite utilizar glosarios propios o del cliente, y también permite crear glosarios.
En la mayoría de casos, el texto traducido no se puede utilizar sin una revisión posterior (postedición).
Las traducciones realizadas con traducción asistida se entregan listas para usar.

Una de las diferencias más importantes entre traducción automática y traducción asistida es que la primera, per se, no requiere la intervención de ningún traductor. Basta con que una persona introduzca el texto que quiere traducir en el sistema de traducción. No obstante, en la mayoría de los casos no se puede utilizar esta traducción tal como la recibimos, sino que es necesario realizar una revisión que recibe el nombre de postedición. Con esta fase de revisión podemos eliminar errores de la traducción automática que pueden causar problemas graves.

Por otro lado, la traducción asistida por ordenador es una tecnología pensada para traductores. El software no traduce solo, sino que ayuda al usuario a realizar la traducción completa. Este tipo de programas trabajan con una memoria de traducción. Esta memoria es la base de datos que acumula todos los proyectos realizados desde este entorno de traducción. Con ella ayudamos a mantener la coherencia del vocabulario utilizado, a reducir el plazo de entrega y, en algunos casos, a reducir los costes. Encontrarás más información en la entrada sobre la traducción asistida que publicamos hace un tiempo.

diferencias entre traducción automática y traducción asistida

Entonces… ¿puedo utilizar la traducción automática?

La traducción automática no es mala, pero creemos que tiene unas utilidades concretas y que no siempre es adecuada. Por este motivo, conviene recordar que otra de las diferencias entre traducción automática y traducción asistida es que, mientras que la traducción asistida es apta para todos los usos, la traducción automática no lo es si no se revisa. Sería adecuada, por ejemplo, para realizar una traducción rápida de documentación y saber aproximadamente de qué trata. Asimismo, sería útil para determinar qué documentos se tienen que traducir dentro de un conjunto de documentos de gran volumen.

Ahora ya conoces algunas diferencias entre traducción automática y traducción asistida. En cualquier caso, si la traducción automática no cubre tus necesidades y necesitas asesoramiento en relación con la traducción de un proyecto, ponte en contacto con nosotros. Podemos valorar todos los factores implicados y asesorarte sobre cuál es la mejor forma de llevar a cabo la traducción en cuestión. Nuestros presupuestos son totalmente gratuitos y sin compromiso.

 

Créditos: fotos de rawpixel y de Markus Spiske

 

Ventajas de la traducción asistida por ordenador

Las herramientas de traducción asistida por ordenador (CAT tools en inglés: Computer-Assisted Translation) son la respuesta de la informática aplicada a la mejora de la eficiencia del proceso traductor. Se trata de programas que ayudan al traductor a optimizar el proceso de traducción creando un entorno adecuado para desarrollar su trabajo.

A diferencia de los sistemas de traducción automática, las herramientas de traducción asistida por ordenador permiten aprovechar traducciones realizadas por traductores humanos y gestionar de forma eficaz las repeticiones internas de un texto. Al principio, se trataba principalmente de complementos que se integraban en un procesador de texto, pero actualmente se trabaja con programas independientes con una interfaz propia o también con herramientas en línea.

¿Cómo funcionan las herramientas de traducción asistida por ordenador?

Las herramientas de traducción asistida por ordenador (TAO) analizan los archivos que se van a traducir, dividen su contenido en segmentos y los preparan para que sean traducidos por un traductor. La función principal de las herramientas TAO es almacenar las traducciones en bases de datos llamadas memorias de traducción, de modo que podamos recuperar la traducción de un segmento que ya hayamos traducido anteriormente. Además, el programa es capaz de detectar similitudes entre los segmentos nuevos por traducir y otros ya almacenados, de modo que la herramienta nos mostrará esta información y nos permitirá aceptarla, rechazarla o modificarla.

Las herramientas de traducción asistida también cuentan con otra funcionalidad importante: las bases de datos terminológicas. Podemos crear bases de datos multilingües con entradas terminológicas de varios campos de especialidad para evitar perder el tiempo realizando consultas terminológicas que ya hayamos hecho previamente y para asegurar la coherencia terminológica a lo largo de la traducción.

¿Cómo trabajamos en Ampersand Traducciones?

En Ampersand Traducciones usamos uno de los programas líderes del sector para gestionar y llevar a cabo la gran mayoría de nuestros encargos de traducción. Esto nos permite optimizar los procesos y ofrecer traducciones de calidad con plazos de entrega más ajustados y tarifas de traducción competitivas.

Las ventajas de la TAO

Aparte de las memorias de traducción y las bases de datos terminológicas, estos programas también disponen de filtros que, en el momento de importar un archivo para su traducción, reconocen la extensión del archivo y ocultan todo lo que no sea texto traducible y que el traductor no debería modificar, como por ejemplo las etiquetas de formato en archivos .html, .xml, .xliff, .php, etc. Así nos aseguramos de que, una vez exportada la traducción, el formato del archivo traducido se mantenga intacto.
traducción asistida por ordenador, TAO, etiquetas, filtros

Otras funcionalidades de las herramientass TAO son la incorporación de correctores ortográficos para evitar errores de tecleo o las faltas de ortografía, la posibilidad de llevar a cabo búsquedas en fuentes externas como diccionarios en línea, o una herramienta de control de calidad que antes de exportar la traducción nos avisa si hay algún criterio preestablecido que no se cumple, como por ejemplo si se detectan dos espacios seguidos o si falta alguna etiqueta.

En definitiva, si bien la traducción es un talento, o incluso todo un arte, y por eso seleccionamos a los mejores profesionales de la traducción, creemos que la tecnología tiene que tener un papel importante en todas sus fases y, sobre todo, en el mismo proceso de traducción. La razón es la siguiente: la calidad es la finalidad última y el concepto orientador de nuestra actividad.

Los mejores formatos para traducir: word, excel, html, etc.

Muchas veces se habla de los mejores formatos para traducir y es que, a pesar de que se puede traducir cualquier tipo de documentación en cualquier formato de texto (Word, Excel, PDF, PowerPoint, etc.), es importante destacar que existen algunos formatos más «favorables» que otros, tanto para el traductor como para las herramientas de traducción asistida que utiliza.
Los mejores formatos para traducir

Por suerte, hoy en día los traductores profesionales utilizamos herramientas tecnológicas que nos permiten optimizar los procesos de traducción y la calidad del texto resultante. Estas herramientas se pueden utilizar únicamente con determinados formatos de archivo: formatos originales editables. Esto quiere decir que los mejores formatos para traducir y poder utilitzar este tipo de tecnologías son documentos originales en formatos como los siguientes: Word, Excel, PowerPoint, html, xml, formatos de intercambio de InDesign, FrameMaker, etc.

Al trabajar con este tipo de archivos, la traducción se realiza utilizando todas las herramientas tecnológicas disponibles y esto permite, entre otras cosas:

  • Optimizar los procesos de traducción.
  • Reducir los plazos de entrega.
  • Reducir los costes de traducción.
  • Conseguir homogeneidad y coherencia en toda la documentación traducida.
  • Utilizar glosarios terminológicos y memorias de traducción.
  • Devolver la traducción en el mismo formato que el documento original, manteniendo también los formatos de texto como interlineados, negritas, colores, espacios, mayúsculas, enlaces, etc.

Cuando no se dispone de este tipo de formatos, sino que los archivos que se entregan para traducir son PDF, jpg, png y similares, los procesos adquieren mayor complejidad porque es necesario realizar un trabajo previo de adaptación del documento para poder realizar la traducción optimizando al máximo los procesos.

 

 

Ventajas de traducir con glosarios terminológicos

¿Su empresa utiliza glosarios terminológicos en sus traducciones?

Muchos clientes de traducción utilizan glosarios terminológicos porque ofrecen numerosas ventajas. Un glosario no es más que un listado de términos y expresiones junto con la traducción deseada. Lo puede crear usted mismo estableciendo la terminología que quiere que los traductores utilicen en sus traducciones, y también lo puede crear la empresa de traducción a medida que va realizando traducciones para su empresa.

El uso de un glosario le permitirá determinar tanto el vocabulario como las expresiones, con lo que, entre otras cosas, conseguirá que los textos sean más coherentes y homogéneos y evitará la posibilidad de encontrar terminología distinta en un mismo documento.

Seguramente, conseguir que la documentación sea legible y coherente gracias a un lenguaje controlado es un objetivo de su empresa. Pero los beneficios son aún mayores. Al homogeneizar los contenidos, también podrá reutilizar los textos en distintos tipos de manuales y documentos, con el consiguiente ahorro de costes.

Además, si el vocabulario y las expresiones de dichos textos están controlados, se podrán traducir con mayor facilidad con traductores humanos que utilicen las nuevas tecnologías de traducción (especialmente memorias de traducción) o con sistemas de traducción automática.

Esta estrategia del uso de glosarios terminológicos combinado con tecnologías de la traducción le permitirá no sólo ahorrar costes de traducción, sino también conseguir una ventaja competitiva respecto a la competencia a la hora de preparar la documentación para el mercado global de una manera mucho más ágil y eficaz.

Por ello, le aconsejamos que consulte con su agencia de traducción la posibilidad de disponer de un glosario terminológico propio para su empresa, ya que su uso ofrece numerosas ventajas.

 

6 pasos para reducir los costes de traducción

Es muy probable que su empresa se haya preguntado en más de una ocasión cómo reducir los costes de traducción sin que la calidad se vea afectada.

En este post explicaremos cuáles son los factores que intervienen a la hora de determinar los costes de traducción para que, así, su organización pueda actuar en consecuencia y minimizar el coste correspondiente.

costes de traducción, presupuesto, glosarios terminológicos, herramientas TAO

Lo primero que hay que saber es que los costes de traducción dependen de varios factores, por lo que es habitual encontrar diferencias de precios en función de las características del servicio ofrecido y/o solicitado.

A continuación damos algunas indicaciones que le pueden ayudar a reducir los costes de traducción en su empresa:

  1. Identificar qué documentación es necesario traducir en función de cada mercado y del público objetivo al que se dirige: cuando una empresa decide entrar en un mercado extranjero, es importante adaptar la documentación de la empresa al idioma del mercado local. En nuestro post «Traducir para exportar» podrá ver qué tipo de documentación suele ser necesario traducir.
  2. Contratar servicios profesionales: hay diferentes tipos de servicios de traducción, que responden a necesidades distintas y que van desde la traducción automática a la contratación de agencias de traducción, sin olvidar a los traductores independientes. Cuando se trata de traducir documentación destinada a los clientes o que va a salir de la compañía, es necesario contratar los servicios de una agencia de traducción profesional. En un principio, el precio será más alto, ya que el coste de una traducción realizada por un traductor profesional suele ser superior al de una traducción realizada por traductores inexpertos o poco profesionales, pero le será mucho más rentable pagar un precio un poco más alto y asegurarse de que la traducción sea de calidad en lugar de tener que encargar dos o tres veces el mismo trabajo por haber elegido al traductor equivocado…
  3. Disponer de plazos de entrega razonables: los plazos de entrega son uno de los factores que más afectan en el momento de reducir los costes de traducción. Si se requiere una traducción profesional, ésta deberá ser realizada por un traductor humano cualificado, que requiere un tiempo mínimo determinado por debajo del cual no es posible realizar una traducción de calidad. A título informativo, se calcula que un traductor puede traducir, de media, unas 10 páginas al día. Todos los encargos que requieran plazos inferiores al indicado implicarán unos costes de traducción más elevados y, también, una disminución de la calidad de la traducción, ya que muy probablemente la traducción se tendrá que dividir entre varios traductores, con lo que se perderá la coherencia del estilo y de la terminología utilizados.
  4. Facilitar la documentación que se tiene que traducir en un formato de texto editable siempre que sea posible, ya que facilitará el trabajo al traductor y le permitirá utilizar herramientas de ayuda a la traducción a fin de optimizar la calidad y reducir los costes.
  5. Utilizar herramientas tecnológicas de traducción asistida: Contratar una agencia de traducción que utilice herramientas de traducción asistida como, por ejemplo, memorias de traducción o glosarios terminológicos que permitan optimizar los recursos, ofrecer traducciones con la máxima calidad y reducir los costes de traducción.
  6. Contratar agencias de traducción estables: al contratar a una agencia de traducción, contrata a un equipo de traductores profesionales de todos los idiomas y sectores que utilizan la infraestructura y la tecnología necesarias para poderle dar respuesta a todas sus necesidades de traducción, independientemente de la combinación de idiomas, del formato o de la dimensión del proyecto.

La gestión de sus traducciones y, sobre todo, la custodia de los recursos lingüísticos que caracterizan y diferencian estratégicamente su documentación exigen una agencia de traducción sólida y profesional como Ampersand Traducciones, que le garantice estabilidad a lo largo del tiempo y una infraestructura tecnológica que asegure la salvaguarda de sus activos lingüísticos.