Etiqueta: gestores de contenidos

Traducir actualizaciones de páginas web

Tienes una página web. La tienes en varios idiomas. Pero las webs no son estáticas, sino que se va añadiendo contenido, se elimina el antiguo, se actualizan… Y la pregunta es: ¿cómo actualizo la traducción? En Ampersand podemos traducir actualizaciones de páginas web sin problema.

Traducir actualizaciones de páginas web: el método

Cada vez más, las webs se crean utilizando sistemas de gestión de contenidos, los famosos CMS (content management system). En general, estos sistemas, tanto si son propios de tu empresa como si son los CMS estándar (WordPress, Drupal, Joomla), suelen darte la opción de exportar el contenido. Hablamos de ello en una entrada anterior, en la que te contábamos que estos sistemas tienen conectores que sirven para realizar esta función.

Este método es el más adecuado si se genera el contenido directamente dentro del sistema, ya que es mejor extraer el texto para no tener que dar acceso a terceros a tu plataforma. En el caso concreto de WordPress, el CMS más utilizado (ya se utiliza en más del 35% de las webs) cuenta con conectores como el WPML. Este conector te facilita esta tarea y te permite extraer páginas o secciones concretas de la web y reimportarlas una vez traducidas o actualizadas. Así, pues, una vez exportado el fichero a un lenguaje etiquetado (en general, XML o XLIFF), solo nos lo tienes que enviar para que hagamos el presupuesto y, si procede, la traducción. Es una forma muy fácil de traducir actualizaciones de páginas web.

Si, en cambio, prefieres preparar el texto nuevo en un archivo aparte, como por ejemplo en Word, el encargo será igual que el de una traducción no web. Debes tener en cuenta, no obstante, que en este caso habrá que introducir el texto en la web y que es posible que haya que hacer más retoques que en el caso anterior.

traducir actualizaciones de páginas web

¿Y qué hacemos para actualizar el contenido?

En ambos casos, es importante destacar que procesaremos tus contenidos con un programa de traducción asistida. De esta forma, si anteriormente ya nos habías encargado otras traducciones para tu web, podremos recuperar el contenido que sea idéntico o similar y hacer una traducción coherente con el contenido ya traducido. En el caso, por ejemplo, de que nos envíes un texto que no sea nuevo sino retocado, podremos recuperar la traducción anterior y aplicar solo los cambios pertinentes. Esto se reflejará positivamente en tres cosas: coherencia con los textos ya traducidos, plazo seguramente menor y posible descuento sobre el precio.

En algunos casos, también se puede aprovechar el momento de traducir las actualizaciones de páginas web para hacer una revisión lingüística con el objetivo de adaptar el texto a nuevas formas de decir las cosas o, incluso, a nuevas normas gramaticales y de ortografía.

¡Hagámoslo fácil!

Puede darse el caso de que la web no la hayas hecho tú directamente, sino que la hayas subcontratado a una empresa especializada. O que sí que la haya hecho tu empresa, pero sin que tú hayas participado en el proceso. En este caso, puede que no tengas todos los datos o las facilidades necesarias para hacer todo lo que te hemos contado. No te preocupes: podemos hablar directamente con la persona que tiene acceso a tu plataforma web y ponernos de acuerdo sobre cuál es el mejor método para proceder.

Si, por contra, tienes los archivos que quieres traducir, no dudes en mandárnoslos por correo electrónico. Te haremos un presupuesto totalmente gratuito y también te diremos para qué fecha pueden estar traducidos.

 

Cómo extraer el contenido de una página web

Extraer el contenido de una página web es el primer paso para traducirla y, muchas veces, se trata de un paso crítico: a pesar de que cada día se traducen sitios web en todo el mundo, muchos de ellos no han sido pensados para extraer fácilmente el contenido en un formato editable que permita realizar de forma ágil la traducción de los textos y su posterior carga en el sistema. Como consecuencia, es habitual acabar realizando el temido «copiar y pegar» para enviar a la empresa de traducción un documento Word para traducir y, posteriormente, entregar a los programadores las traducciones en Word para que las incorporen a la página web de forma más o menos manual.

Como es de suponer, este proceso, además de implicar tiempo y recursos, facilita la introducción de errores porque, al tratar manualmente el contenido original y su traducción, es muy posible que nos olvidemos textos o que se introduzca algún error en la traducción. Por ello, a continuación explicamos algunas opciones para extraer el contenido de una página web que pueden ser útiles tanto para el cliente de traducciones como para el traductor:

  • Extracción directa desde el gestor de contenidos. Si la página web funciona con un gestor de contenidos (por ejemplo, WordPress o Blogspot) es muy probable que exista la opción de extraer el contenido en un archivo editable. Uno de los más habituales es el formato XML, aunque determinados gestores permiten exportar el contenido a archivos XLIFF o Excel. En el caso de WordPress, por ejemplo, con tan sólo unos pocos clics se puede exportar a formato XML y reimportar el contenido correspondiente a entradas, comentarios, campos personalizados, categorías y etiquetas. Estos archivos pueden ser procesados por la agencia de traducción, que puede traducirlos y devolverlos en ese mismo formato, de forma que el usuario sólo tiene que importar el fichero y se ahorra el proceso de re-maquetación. En el caso de gestores de contenidos más avanzados, también es habitual la posibilidad de extraer los contenidos en un archivo XML u otros formatos (XLIFF, Excel), pero es necesario contactar con el programador de su gestor de contenidos para que le asesore sobre cómo hacerlo.
  • Extraer el contenido de una web mediante un gestor de descargas. Existen programas que permiten descargar los contenidos de un sitio web. Con ellos se pueden descargar los archivos HTML, PDF, PNG, JPG, etc., ubicados en un sitio HTTP. Una vez descargados los contenidos que queremos traducir sólo es necesario facilitar esos archivos a la agencia de traducción para que realice la traducción y nos devuelva las traducciones en el mismo formato, a fin de que el programador cargue en nuestra web directamente el nuevo contenido.
  • Extracción en ficheros PO. La mayoría de aplicaciones de software libre (por ejemplo, Drupal o WordPress) utilizan archivos PO, que son  archivos de texto estructurado. Algunas agencias de traducción profesional, como por ejemplo Ampersand Traducciones, trabajan con herramientas de traducción asistida que permiten editar archivos PO y entregar las traducciones en ese mismo formato, por lo que si tiene que traducir dichos archivos PO, sólo será necesario que facilite dichos archivos a su agencia de traducción

extraer el contenido de una web

Finalmente, como comentábamos en nuestro post Traducción de páginas web: la importancia del testing, después de introducir el contenido traducido en la web es recomendable realizar un testing para comprobar que todo esté en su sitio: que las opciones (botones, menús, etc.) muestren el texto completo, que los enlaces funcionen, que la longitud del texto traducido no afecte a la presentación de la página web, etc.