Etiqueta: presupuesto de traducción

¿Cómo se calcula un presupuesto de traducción?

La forma más habitual de estimar el precio de un servicio de traducción es aplicar una tarifa por palabra del documento original que se va a traducir. Así, pues, el cálculo para el presupuesto es bastante sencillo: precio de la traducción = n.º de palabras x tarifa/palabra + IVA.

Otro aspecto que tiene que quedar muy claro es a qué idioma hay que traducir, puesto que a menudo las tarifas varían en función de la combinación de idiomas del encargo.

Hasta aquí, todo bien, pero… ¿qué se considera palabra por traducir? Y es que, a veces, esta fórmula puede generar dudas sobre qué se incluye y qué no en el recuento de palabras a partir del cual se calcula el precio del servicio de traducción.

¿En el presupuesto de traducción se incluyen los números?

En muchos casos, los textos que recibimos para traducir contienen números que, obviamente, también tienen que constar en el texto traducido y, por tanto, se incluyen en el recuento. Por otra parte, aunque a primera vista pueda parecer que los números no se tienen que traducir, cabe tener en cuenta lo siguiente:

números, presupuesto de traducción

  • Según la combinación de idiomas, habrá que adaptar la representación de los valores numéricos. Por ejemplo: en inglés los millares se representan con una coma, mientras que en español se suele hacer con un punto. Otros idiomas los indican con espacios finos o apóstrofes.
  • En traducciones como las de cuentas anuales o de certificados académicos, el formato puede ser complejo y se tiene que respetar, especialmente en el caso de las tablas y los gráficos que reflejan las cifras de resultados, pérdidas y ganancias o de calificaciones académicas, créditos, asignaturas, etc. Por eso, además, la traducción de este tipo de documentos comporta un trabajo añadido de formateado.

Esta frase sí, esta no…

La comprensión de un texto se fundamenta en la disposición lógicacoherente de sus contenidos, lo cual confiere unidad al discurso. Un texto cohesionado es un texto ordenado en el que el tránsito de un contenido a otro facilita la construcción del significado global. En definitiva, un texto es una unidad de significado y, para un traductor, entender correctamente el significado es fundamental para generar una traducción adecuada.

¿Qué pasa, pues, cuando nos piden traducir textos incompletos con fragmentos eliminados y frases a medias para ahorrar en el precio de la traducción? Pues que el traductor no dispone de esta unidad de significado que proporciona un texto completo y se podrían perder matices o, incluso, se podrían cometer errores por falta de información.

Por lo tanto, recomendamos que siempre que sea posible se envíen a traducir textos completos con el máximo contexto posible.

¿Qué hacemos con las marcas comerciales?

marcas comerciales, traducciónEn la mayoría de casos no hace falta traducir las marcas comerciales, pero sí que tienen que aparecer en el texto traducido y, por ello, tienen que incluirse en el presupuesto. Asimismo, es recomendable que los traductores puedan corroborar que no hay ningún problema con mantener el nombre comercial en el idioma de destino. Así evitaremos casos como estos. Pero eso ya escapa a la fase del presupuesto…

Un caso aparte: las traducciones juradas

Un caso particular es el de las traducciones juradas, porque precisamente su función consiste en acreditar que todo lo que consta en la traducción es exactamente lo que aparece en el documento original. Por eso, el traductor, con el objetivo de recrear fielmente el contenido del documento, hará constar firmas, números, sellos, logotipos, direcciones, nombres… Y, por supuesto, todo lo que consta en la traducción y requiere tiempo de trabajo se tiene que tener en cuenta en el precio del servicio.

¿Quieres saber el precio exacto del servicio que necesitas? Solicita un presupuesto de traducción sin compromiso o escríbenos para más información.

Ampersand y los servicios de valor añadido

¿Qué son los servicios de valor añadido? En Ampersand lo tenemos muy claro: son servicios que, por su naturaleza o por la forma en que son prestados, otorgan un valor especial a una transacción que, de otra forma, sería ordinaria. Para verlo más claro, imaginemos un caso:

Trabajas en una empresa que pertenece a un grupo empresarial internacional. Desde la sede de Barcelona, se gestiona todo el negocio de la Península Ibérica. El grupo utiliza como idioma corporativo el inglés. En este idioma llegan todas las comunicaciones internas, el material publicitario, los catálogos… y también está la web. Los trabajadores ya habláis inglés, por lo que la comunicación interna no supone problema alguno, pero ¿qué ocurre con los demás materiales que hay que presentar en vuestro mercado en el idioma correspondiente? Esto implica, por lo menos, trasladar todo el material al castellano y al portugués. O al catalán, al euskera y al gallego.

Esto significa que hay un montón de material que traducir, en distintos formatos, con información que seguramente está repetida o bien aparece con formas similares en diversos lugares. Y también puede pasar que, en lugar de tener diversas pequeñas piezas, tengas una única base de datos que haya que traducir. ¿Y qué tienes que hacer para que todo este material llegue a la empresa que tiene que traducirlo?

En Ampersand, además de contar con traductores cualificados para un gran número de idiomas, tenemos los conocimientos necesarios para gestionar tus proyectos. Tanto si tienes el material que hay que traducir disperso en 132 archivos como si está en un único soporte, solo nos lo tienes que hacer llegar de la forma que te resulte más práctica y esperar al día que hayamos marcado para la entrega. No tendrás que preocuparte de nada más.

banderas, valor añadido, exportar, traducción corporativa

Qué hacemos para ofrecer valor añadido

La traducción no es un tubo por uno de cuyos extremos entra la información en un idioma y sale traducida por el otro. Para garantizar un trabajo de calidad, llevamos a cabo tareas como estas:

  • Analizamos el material para ver si hay contenido repetido, que se deberá traducir de la misma forma y que, en determinados casos, puede estar sujeto a descuento.
  • Procesamos los archivos para que el traductor pueda trabajar desde una interfaz que facilite la coherencia y el uso de una terminología adecuada.
  • En el caso de los archivos con formato etiquetado, como xml, html o InDesign, preparamos el proyecto con el objetivo de proteger las etiquetas y evitar que el traductor las borre por error.
  • En el caso de las traducciones juradas, preparamos la traducción impresa con el certificado del traductor jurado y una copia del documento original.
  • Si ya has trabajado antes con nosotros, nos aseguramos de utilizar la misma terminología y fraseología que en traducciones anteriores, mediante sistemas de memoria de traducción.
  • Hacemos un presupuesto que tenga en cuenta todo lo que hemos dicho hasta ahora: posibles descuentos en caso de que haya material repetido, recargos si hay que trabajar con formatos que impliquen una dificultad adicional, descuentos por volumen…

Como puedes ver, hay mucho trabajo que hacer y muchos aspectos que gestionar. La gestión de proyectos es una tarea compleja y hay que dedicarle el tiempo necesario para poder hacerla bien. La traducción de calidad también necesita tiempo para poder hacerse bien. Si llevamos a cabo la cadena completa en el marco temporal necesario, podremos ofrecerte un servicio de calidad. Y la calidad también tiene un precio.

Si, como en el ejemplo, tienes que traducir material de tu empresa y quieres un servicio de calidad y valor añadido, ponte en contacto con nosotros para ver cuál es la mejor forma de llevar a cabo el proyecto. Te facilitaremos el trabajo.