Etiqueta: chino

Quiero una traducción al chino: ¿tradicional o simplificado?

- Ampersand, ¿diga?
- Buenos días. Necesito una traducción al chino.
- Ningún problema. ¿Chino simplificado o tradicional?
- Eh... mmm...

Sí, este podría ser el principio de una conversación entre nuestras gestoras de proyectos y algún cliente. En general, pensamos en el chino como en una entidad única, sin matices, que se escribe con aquellos dibujitos tan bonitos que no entendemos en absoluto. Pero no es tan sencillo.

Aunque, en general, se considera que el chino es una lengua única, está formado por una serie de dialectos tan diferentes entre sí que quizás sería necesario plantearse si son lenguas o geolectos distintos, pero eso ya sería tema para otra entrada. Si quieres más información sobre este tema, te recomendamos la Guía de estilo para el uso de palabras de origen chino elaborada por el Grupo de investigación en traducción del chino al catalán/castellano, publicado por Adeli Ediciones.

Sin embargo, nosotros no ofrecemos servicios de interpretación ni de mediación: solo trabajamos con la lengua escrita. Esto nos facilita un poco el trabajo, ya que podemos reducir la gran cantidad de variantes del chino a dos: chino tradicional y chino simplificado.

¿Qué diferencia hay entre el chino tradicional y el chino simplificado?

Una imagen vale más que mil palabras, ¿no? Mira esta tabla: en la primera columna encontrarás caracteres tradicionales y en la segunda, simplificados.

Los caracteres de la izquierda significan exactamente lo mismo que los de la derecha: escribir, escuchar, país (de arriba a abajo). Pero, como es evidente, los de la izquierda, que utilizan la grafía tradicional, tienen más trazos que los otros. Se llama escritura tradicional porque es la forma de escribir que se utilizó hasta mediados del siglo XX: durante la década de 1950, el gobierno chino decidió eliminar una parte de los trazos de los caracteres para simplificar el proceso de la escritura. Un ejemplo: en el primer caso, el carácter tradicional tiene 15 trazos, mientras que el simplificado correspondiente solo tiene 5.

¿Se utilizan ambas variantes? ¿Dónde se utilizan?

Sí, se utilizan las dos escrituras. El chino simplificado tiene un uso más amplio, ya que se utiliza en la China continental y en Singapur. En cuanto al chino tradicional, se utiliza en Taiwán y Hong Kong. Los habitantes de uno u otro sitio reciben la formación con el estilo de escritura correspondiente, así que, por ejemplo, la gran mayoría de los chinos que viven en la China continental difícilmente entenderán un texto escrito con escritura tradicional.

Conclusión: ¿necesito una traducción al chino tradicional o al chino simplificado?

Es importante que sepas quién va a recibir la documentación traducida. Si se trata de una empresa establecida en la China continental, lo más habitual es traducir el texto utilizando la escritura simplificada, que es la de uso oficial. En cambio, si quieres que tus documentos lleguen a Taiwán, tendrás que traducirlos al chino tradicional.

En Ampersand te ofrecemos traducciones a ambas variantes del chino escrito, ya que disponemos de un equipo de traductores al chino integrado por profesionales de la China continental y de Taiwán que nos permiten cubrir ambos servicios. Asimismo, disponemos de una de las pocas traductoras juradas de chino de Cataluña. Ponte en contacto con nosotros para aclarar cualquier duda sobre este aspecto o para encargarnos una traducción al chino. Estaremos encantadas de atenderte.

¿Te has quedado con ganas de saber más sobre el chino? Sigue nuestro blog y te contaremos más cosas.

 

 

Demanda de traducción en 2013 y previsiones para 2014

Un año más, la demanda de traducción de las empresas españolas mantiene las tendencias ya marcadas por el estudio ELAN de la Unión Europea, que ya comentamos en nuestro post sobre los idiomas a los que traducen las empresas españolas. Así, pues, los idiomas de destino más solicitados por dichas empresas durante el 2013 han sido el español y el inglés, seguidos por el francés, el alemán y el portugués. Esto refleja el interés de las empresas por ofrecer la información en los idiomas de más amplio alcance, como son el inglés y el francés.

Este último se encuentra en auge debido, entre otras cosas, al gran número de empresas, que, viendo la dificultad de vender en el mercado interior, han empezado a exportar a antiguas colonias francesas cuyos mercados les ofrecen oportunidades. Entre éstos destacan Argelia y Marruecos, dos mercados que han hecho aumentar la demanda de traducción al francés por parte de las empresas españolas.

Demanda de traducciónPor otro lado, es importante destacar el aumento de la demanda de traducción que han experimentado idiomas más exóticos como, por ejemplo, los de Europa del Este. Igual que en el caso anterior, ante la crisis española, un gran número de empresas han detectado oportunidades de venta para sus productos en estos países y han empezado a traducir su documentación al polaco, el rumano y el ruso con el objetivo de entrar en estos mercados emergentes. La demanda de traducción al chino también está experimentando una subida significativa, ya que China se ha situado como segunda economía mundial y muchas empresas españolas han empezado a exportar al gigante asiático.

Por sectores, las empresas que más traducciones han solicitado han sido las ingenierías y las consultoras, sin olvidar a los fabricantes industriales y las aseguradoras, que siguen teniendo un peso importante como clientes de traducción habitual.

En general, las empresas han optado por traducir contenidos comerciales y publicitarios y documentos financieros y legales. En referencia a la documentación comercial y publicitaria, los contenidos más traducidos han sido, en primer lugar, los contenidos de páginas web, seguidos de la traducción de catálogos, material promocional y notas de prensa. En cuanto a la documentación financiera y legal, las cuentas anuales, las escrituras y los contratos siguen siendo los principales documentos traducidos por las empresas españolas.

Las previsiones para el 2014 son el crecimiento de la demanda de traducción causado, a su vez, por el incremento de las exportaciones y la realidad de un mundo cada vez más globalizado, así como un aumento de la diversificación de los idiomas utilizados por las compañías en un intento de adaptarse a los nuevos mercados emergentes.