Historia
25 años ayudándole a exportar

Ampersand Traducciones fue fundada en 1994 por Xavier Garcia, traductor profesional de inglés, francés, castellano y catalán, y traductor jurado de estos idiomas.

En 1994 la traducción era un oficio antiguo que luchaba por adaptarse a las nuevas demandas del mercado moderno y a lo que entonces eran nuevas tecnologías. En traducción, la informática se limitaba a los primeros procesadores de texto, a herramientas de poca fiabilidad y a ordenadores todavía muy limitados y sin interfaz gráfica. Las comunicaciones todavía se basaban en el teléfono, en el fax y en módems rudimentarios, o bien en disquetes y mensajeros. Un diccionario en papel era… un diccionario. Internet era solo un rumor.

No es extraño que Ampersand Traducciones se fundara, justamente, sobre la oportunidad que ofrecía la informática aplicada a la mejora de la eficiencia del proceso de traducción. Las nuevas tecnologías de traducción basadas en corpus heredaban la eterna promesa de la traducción automática y empezaban a sugerir, más de diez años antes de Google, un futuro en el que la inteligencia estadística sustituiría a la lingüística como paradigma de la traducción informatizada.

La economía de escala que permitían las nuevas tecnologías orientó a Ampersand hacia un modelo de producción que pretendía aplicar a la traducción, a muy pequeña escala, la filosofía de trabajo de sectores industriales consolidados en los que la empresa se inspiraba. La fórmula de producción, en definitiva, se basaba en una plantilla interna y estable de traductores de gran calidad que trabajaba en un entorno de trabajo tecnificado, organizado, metódico, concurrente, acumulativo y en red, pensado para poder aprovechar todo su potencial.

Sin embargo, una empresa no es solo su fábrica, y hacer traducciones no es exactamente igual que fabricar coches en serie. Ampersand Traducciones ha ido evolucionando con su mercado para dar cada vez más importancia a los elementos extralingüísticos como parte inherente del servicio de traducción: la atención al cliente, el tratamiento de formatos, la adaptación a los procesos del cliente y la personalización de todos los aspectos del servicio. Ampersand Traducciones entiende hoy la traducción como una cadena de servicios, cada uno con su valor añadido, y considera que la traducción, entendida tradicionalmente, es solo una parte de esta cadena.

Hoy Ampersand es una empresa en el punto justo de equilibrio entre juventud y madurez, con más de 200 colaboradores, que aprovecha su experiencia a fin de seguir evolucionando y consolidarse como empresa líder en los servicios de traducción empresarial para organizaciones de audiencia multicultural y empresas con necesidades de comunicación internacional. Empresas como la suya.