Categoria: Traducción

Los sectores de la moda y de los cosméticos: traducir para seducir

En el marco de la 080 Barcelona Fashion, que celebra su edición de verano estos días en Barcelona, hemos querido reflexionar sobre las especificidades de los sectores de la moda y de los cosméticos en relación con las necesidades de traducción.

Belleza a escala internacional

Vivimos en una sociedad permanentemente preocupada por alcanzar un ideal de belleza que las grandes marcas de productos cosméticos y de la moda se encargan de vendernos diariamente. Y lo hacen bastante bien, porque estas empresas obtienen grandes ingresos y llevan a cabo sus actividades a gran escala e internacionalmente.

Y, obviamente, todo el material que generan se tiene que traducir a muchísimos idiomas con la ayuda de empresas de traducción estables, como Ampersand, que disponen de traductores nativos con experiencia en el sector y que conocen las idiosincrasias de sus países de origen y, por lo tanto, saben adaptar con éxito el mensaje de la marca.

Traducir para seducir, para convencer

El lenguaje que se usa para vender estos productos es especial y muy característico, ya que se pretende apelar a nuestras emociones, seducirnos para que compremos.

cosméticos, belleza, traducción publicitaria, sectores de la moda y de los cosméticos

Pongamos por caso la promoción de un perfume. A menudo el mensaje se relaciona, más o menos explícitamente, con la sensualidad y la atracción que pueden sentir otras personas gracias al perfume, Pero, ¿cómo se percibe esto en las diferentes sociedades?

En el caso de los países árabes, como en otros sitios del mundo, el traductor tiene que ser consciente de los cánones de belleza, de los tabús y de las líneas rojas que no se deben sobrepasar y puede aconsejar reformular el mensaje, o incluso cambiar el nombre del producto, para adaptarlo al público objetivo y asegurar el éxito de la campaña.

Otro aspecto que hay que tener en cuenta es la importancia de conocer el público objetivo para determinar el idioma de la traducción. Un ejemplo claro es el del chino que, con sus variantes, es hablado por más de mil millones de personas en el planeta: según la región a la que vaya destinado el material que hay que traducir, optaremos por el chino simplificado o por el chino tradicional.

El etiquetado y la importancia de las regulaciones internacionales

Tanto en el sector de los cosméticos como en el de la moda es imprescindible seguir el reglamento sobre la producción y la comercialización de los productos. Por eso, hay que respetar estas normas a la hora de traducir toda la información que consta en las etiquetas de la ropa y en los envases de productos.

sectores de la moda y de los cosméticos, etiquetado, traducción comercial

La venta por Internet y otros materiales en línea

Hoy en día quedan pocas cosas que todavía no se vendan por Internet y, claro, la moda y los cosméticos son dos de los tipos de productos que más se comercializan en la red.

Por eso, las marcas no se lo piensan dos veces a la hora de invertir en traducir sus páginas web, blogs y boletines personalizados. Y es que tienen comprobado que los clientes se sienten mucho más cómodos cuando se les atiende en su lengua y, por lo tanto, vender en el idioma local incrementa las ventas considerablemente.

En Ampersand colaboramos con varias marcas de los sectores de la moda y de los cosméticos para ayudarles a internacionalizar sus productos y a cumplir con las exigencias legales para su comercialización.

La traducción de archivos InDesign

Te han encargado la traducción de un archivo de InDesign y no sabes muy bien qué es ni si se puede traducir tal cual. La solución fácil es enviarlo a una empresa de traducciones sólida, como Ampersand, y dejar todo el proceso en nuestras manos. Sin embargo, también estaría bien saber qué es este formato, ¿verdad?

¿Qué es InDesign? ¿Y el desktop publishing?

La mayoría hemos oído hablar alguna vez del famoso desktop publishing (abreviado DTP en inglés). Pero… ¿qué es exactamente? En español se llama autoedición y consiste en la creación de documentos usando herramientas específicas de composición y diseño para crear una gran variedad de material maquetado para su publicación. Por ejemplo, las páginas de un libro o de una revista (digitales o en papel), manuales de instrucciones, menús de restaurante, folletos y carteles… Las posibilidades son ilimitadas.

En este sentido, hay una gran variedad de herramientas que, más allá de las limitaciones de los procesadores de texto, permiten crear documentos poniendo el énfasis en el diseño y la maquetación de la página, la estructura del texto, las tipografías, las imágenes, los enlaces y las referencias, etc.

Adobe InDesign, logo, archivos InDesignUna de las aplicaciones más conocidas del sector (y la que utilizan la mayoría de los diseñadores y editores profesionales para maquetar documentos) es Adobe InDesign, que salió al mercado por primera vez en 1999 como respuesta de Adobe al programa de la competencia, QuarkXpress.

Tratamiento de archivos InDesign

Cuando el cliente encarga la traducción de un archivo de InDesign, espera que la pieza se le devuelva perfectamente maquetada y encajada, a punto para imprimir. Sería ideal, ¿no? Sin embargo, hay que tener en cuenta hasta dónde llega el servicio que os proporciona la empresa de traducciones. En Ampersand, por ejemplo, te facilitaremos un archivo en el mismo formato que nos hayas enviado, pero cabe tener en cuenta algunos aspectos:

  • Si quieres que el archivo traducido se vea completo y mantenga las características originales de fuentes, gráficos e imágenes, nos tendrás que facilitar el archivo principal que contiene la estructura del documento (extensión indd o idml) y también los archivos enlazados (normalmente las imágenes y las fuentes tipográficas).
  • Es importante tener en cuenta que con la traducción, sobre todo entre idiomas muy distintos, la extensión del texto puede haber variado y, en ese caso, será necesario el trabajo posterior de un maquetador para ajustar y resituar las cajas de texto en función de la nueva extensión. Este trabajo no lo asume Ampersand, sino que recae en el cliente.
  • No todas las personas que nos encargan traducciones de InDesign tienen acceso a una licencia de este programa. En este caso, podemos generar un PDF para que veas como queda el archivo final, aunque si el texto es más largo que el original, es posible que no lo puedas ver entero en el PDF, ya que hay que hacer los retoques que hemos comentado más arriba.
  • Si por cualquier motivo no dispones del archivo InDesign y solo tienes, por ejemplo, un PDF, también podemos hacer la traducción. No obstante, en ese caso, lo que te mandaremos es un documento traducido en Word, sin imágenes ni enlaces, y será necesario volver a maquetarlo desde el principio. Evidentemente, esto conlleva más trabajo y más tiempo.

En resumen, trabajar directamente con los formatos de InDesign, ya sean nativos o de intercambio, ahorra mucho trabajo a ambas partes y es la manera ideal de traducir estos textos. Sin embargo, te quedará un pequeño trabajo de retoque para adecuar el nuevo documento al tamaño del texto traducido: mucho menos trabajo que si lo tuvieras que maquetar de nuevo.

Si quieres encargar la traducción de textos en este formato, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para que podamos hacer un presupuesto y resolver todas tus dudas sobre el servicio que os ofrecemos.

Traducir archivos de lenguaje de marcas: HTML, XML, XLIFF

¿Qué es el lenguaje de marcas?

El lenguaje de marcas (markup language en inglés) es un sistema para codificar un documento combinando texto y etiquetas o marcas que contienen información adicional sobre la estructura del texto y su presentación.

La idea y el nombre surgieron de las anotaciones que los editores escribían en los manuscritos con instrucciones de revisión y maquetación del documento para la imprenta. Así, este mismo concepto se trasladó mediante el lenguaje de marcas al mundo de la informática.

Tipos principales de lenguaje de marcas para la traducción

html, etiquetes, tags, llenguatge de marquesEl lenguaje de marcas más extendido y conocido es el HTML (HyperText Markup Language, lenguaje de marcas de hipertexto) y es la base de la World Wide Web, ya que se usa para indicar a un navegador de qué modo tiene que visualizar un documento en la pantalla de un ordenador.

El XML (eXtensible Markup Language, lenguaje de marcas extensible) es un lenguaje de etiquetas desarrollado por el World Wide Web Consortium (W3C) que no tan solo sirve para aplicarlo en Internet, sino también como estándar para el intercambio de información entre diferentes plataformas.

El XLIFF (XML Localisation Interchange File Format) es un tipo de XML específico para el intercambio de información entre las diferentes herramientas que intervienen en un proceso de localización.

Otros formatos traducibles que contienen información en etiquetas y que se utilizan a menudo para la programación de aplicaciones son los archivos PHP, PO y .strings.

Para la traducción de páginas web, es recomendable proporcionar el contenido al traductor en uno de estos formatos, ya sea extrayendo un archivo en formato XML, XLIFF o Excel desde el gestor de contenidos de nuestra web o descargando directamente los archivos HTML.

Traducción de archivos con formato de etiquetas

El principal inconveniente para la traducción de este tipo de archivos es que el texto que hay que traducir se encuentra mezclado entre todo tipo de etiquetas que no se deben modificar si queremos mantener la estructura y la presentación del texto.

Entonces es cuando entran en acción las herramientas de traducción asistida por ordenador (TAO) como las que empleamos en Ampersand Traducciones, ya que estos programas disponen de filtros que, en el momento de importar un archivo traducido, reconocen su extensión y ocultan todo lo que no sea texto traducible y que el traductor no tendría que modificar para que el formato del archivo traducido se mantenga intacto.

La traducción de archivos en formato PDF

¿Qué es el PDF?

El formato PDF (la sigla proviene del inglés portable document format, formato de documento portátil) es un formato de archivo para documentos digitales que mantiene el contenido de un documento, como sus características de navegación, los gráficos y los formatos de visualización, independientemente del sistema con que se visualice.

Pueden contener texto, elementos multimedia, como vídeos o sonido, y elementos de hipertexto, como vínculos, marcadores y enlaces. Además, permiten la encriptación para proteger el contenido e incluso se pueden firmar electrónicamente.

El formato PDF fue desarrollado por Adobe para su sistema Acrobat a principios de los años noventa y se lanzó como estándar abierto en 2008. Se trata de un formato independiente de los dispositivos, útil para transmitir documentos a través de Internet.

La norma ISO-32000-1 (en inglés) de 2008 establece que el PDF es un formato estándar para el intercambio y la visualización de documentos digitales.

Tipos de PDF

  • Extraíbles (basados en texto): este tipo de PDF permite la búsqueda de palabras en el documento, así como copiar y pegar el texto. Ejemplo: un documento de un procesador de texto, como el MS Word, que se ha guardado en PDF.
  • No extraíbles (basados en imágenes): este tipo de PDF se presenta como una imagen y no permite buscar por palabras ni copiar el texto para pegarlo. Ejemplo: un escaneo de un documento guardado en PDF.

Tratamiento del formato PDF para la traducción

Para los traductores, el PDF no es un formato ideal para trabajar, ya que proviene de algún otro formato original y, por sus características de seguridad, es difícil de editar. Por eso, aunque sea compatible con muchas herramientas de traducción asistida, no es recomendable trabajar con archivos PDF directamente para traducir.

Si el cliente no nos puede proporcionar el documento en el formato editable original, tendremos que buscar la manera de extraer el texto para traducirlo intentado mantener sus características en la medida de lo posible.

Si se trata de un PDF basado en texto, normalmente solo tendremos que seleccionar, copiar y pegar el texto en un procesador de texto, repasarlo y arreglar el formato para que sea similar al original.

En cambio, si tenemos que trabajar con un PDF no extraíble, necesitaremos un programa de reconocimiento de texto (OCR: Optical Character Recognition, reconocimiento óptico de caracteres), como ABBY FineReader, que detecte el texto del documento y nos permita exportarlo en un formato editable. El resultado dependerá de la calidad de la imagen y lo más probable es que requiera un trabajo de edición considerable antes del proceso de traducción.

OCR, reconocimiento de caracteres, formato PDF, traducción

Sin embargo, en algunas ocasiones, la calidad de la imagen del PDF puede ser muy baja o los documentos contienen texto manuscrito, en cuyo caso los programas no pueden reconocer el texto. Entonces, no hay más remedio que traducir directamente a la vista y, posteriormente, revisar a fondo la traducción para comprobar que no falta nada.

Corrección, revisión y galeradas en PDF

Una función interesante para los traductores es la edición de los PDF extraíbles para servicios de revisión y de corrección. Adobe Acrobat, así como otros programas similares, permite insertar comentarios, subrayar, resaltar y tachar el texto, insertar formas, etc. Estas opciones son compatibles con la versión gratuita (Adobe Reader) si el documento ha sido habilitado para este fin por un usuario con la edición de pago (Adobe Acrobat Pro).

formato PDF, comentarios, editar, galeradas

Estas opciones son especialmente útiles cuando nos encargan un servicio de galeradas o revisión de arte final. Las galeradas se realizan sobre traducciones que ya hemos hecho en la empresa y sirven para dar el toque final a una traducción maquetada por el cliente. Suelen aplicarse a trabajos publicitarios, que luego pueden convertirse en carteles enormes, folletos de gran difusión, etc.

Quiero una traducción al chino: ¿tradicional o simplificado?

- Ampersand, ¿diga?
- Buenos días. Necesito una traducción al chino.
- Ningún problema. ¿Chino simplificado o tradicional?
- Eh... mmm...

Sí, este podría ser el principio de una conversación entre nuestras gestoras de proyectos y algún cliente. En general, pensamos en el chino como en una entidad única, sin matices, que se escribe con aquellos dibujitos tan bonitos que no entendemos en absoluto. Pero no es tan sencillo.

Aunque, en general, se considera que el chino es una lengua única, está formado por una serie de dialectos tan diferentes entre sí que quizás sería necesario plantearse si son lenguas o geolectos distintos, pero eso ya sería tema para otra entrada. Si quieres más información sobre este tema, te recomendamos la Guía de estilo para el uso de palabras de origen chino elaborada por el Grupo de investigación en traducción del chino al catalán/castellano, publicado por Adeli Ediciones.

Sin embargo, nosotros no ofrecemos servicios de interpretación ni de mediación: solo trabajamos con la lengua escrita. Esto nos facilita un poco el trabajo, ya que podemos reducir la gran cantidad de variantes del chino a dos: chino tradicional y chino simplificado.

¿Qué diferencia hay entre el chino tradicional y el chino simplificado?

Una imagen vale más que mil palabras, ¿no? Mira esta tabla: en la primera columna encontrarás caracteres tradicionales y en la segunda, simplificados.

Los caracteres de la izquierda significan exactamente lo mismo que los de la derecha: escribir, escuchar, país (de arriba a abajo). Pero, como es evidente, los de la izquierda, que utilizan la grafía tradicional, tienen más trazos que los otros. Se llama escritura tradicional porque es la forma de escribir que se utilizó hasta mediados del siglo XX: durante la década de 1950, el gobierno chino decidió eliminar una parte de los trazos de los caracteres para simplificar el proceso de la escritura. Un ejemplo: en el primer caso, el carácter tradicional tiene 15 trazos, mientras que el simplificado correspondiente solo tiene 5.

¿Se utilizan ambas variantes? ¿Dónde se utilizan?

Sí, se utilizan las dos escrituras. El chino simplificado tiene un uso más amplio, ya que se utiliza en la China continental y en Singapur. En cuanto al chino tradicional, se utiliza en Taiwán y Hong Kong. Los habitantes de uno u otro sitio reciben la formación con el estilo de escritura correspondiente, así que, por ejemplo, la gran mayoría de los chinos que viven en la China continental difícilmente entenderán un texto escrito con escritura tradicional.

Conclusión: ¿necesito una traducción al chino tradicional o al chino simplificado?

Es importante que sepas quién va a recibir la documentación traducida. Si se trata de una empresa establecida en la China continental, lo más habitual es traducir el texto utilizando la escritura simplificada, que es la de uso oficial. En cambio, si quieres que tus documentos lleguen a Taiwán, tendrás que traducirlos al chino tradicional.

En Ampersand te ofrecemos traducciones a ambas variantes del chino escrito, ya que disponemos de un equipo de traductores al chino integrado por profesionales de la China continental y de Taiwán que nos permiten cubrir ambos servicios. Asimismo, disponemos de una de las pocas traductoras juradas de chino de Cataluña. Ponte en contacto con nosotros para aclarar cualquier duda sobre este aspecto o para encargarnos una traducción al chino. Estaremos encantadas de atenderte.

¿Te has quedado con ganas de saber más sobre el chino? Sigue nuestro blog y te contaremos más cosas.

 

 

Día Internacional de la Traducción, ¡celebrémoslo!

Hoy, día de San Jerónimo, los traductores estamos de celebración: es el Día Internacional de la Traducción.

Estos son algunos de los actos que se han programado en Barcelona para conmemorar esta fecha e intentar que el trabajo del traductor tenga más reconocimiento.

¡Las amigas de Jerónimo os deseamos un feliz Día de la Traducción!

dia del traductor dia del traductor dia del traductor suec, dia del traductor dia del traductor grec, dia del traductor dia del traductor dia del traductor

La apostilla de la Haya y la traducción jurada

¿Qué es y para qué sirve una apostilla?

La apostilla de la Haya es una certificación que autentifica la firma de los documentos a los cuales va adjunta y que los dota de validez internacional. Sin embargo, la apostilla no autentifica en ningún caso la validez del contenido del documento para el cual se ha expedido, sino que solo certifica que la persona que firma está autorizada y calificada para firmar o sellar el documento en cuestión.

traducció jurada, postil·la, traducció oficial, apostilla de la Haya

La apostilla exime de la obligación de legalizar el documento por vía diplomática, pero solo en el caso de que el país emisor del documento se encuentre en la lista de firmantes del XII Convenio de La Haya del 5 de octubre de 1961. En caso contrario, se tendrá que legalizar el documento en la embajada o consulado del país emisor con jurisdicción en el país donde se tiene que presentar.

¿Quién expide la apostilla de la Haya?

La autoridad competente para apostillar en cada caso depende de la naturaleza del documento:

  1. Documentos emitidos por las autoridades judiciales: el secretario de la Sala del Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de la comunidad autónoma correspondiente. En Cataluña: Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, p.º Lluís Companys, 14-16, 08071 Barcelona.
  2. Documentos autorizados notarialmente y documentos cuyas firmas ha legitimado un notario: el decano del Colegio de Notarios respectivo o un miembro de su junta directiva.
  3. Documentos de la Administración Central (los ministerios y sus organismos dependientes): el jefe de la Sección Central de la Subsecretaria del Ministerio de Justicia. El Ministerio de Justicia está ubicado en Madrid, calle San Bernardo, 45, 28015, y la solicitud se puede hacer de forma presencial o por correo.
  4. Documentos públicos del resto de las administraciones (delegaciones y subdelegaciones del Gobierno en cada comunidad autónoma y/o provincia y el resto de las administraciones propias de las comunidades autónomas y las entidades municipales): las autoridades del punto 1 y 2 indistintamente, es decir, el secretario de la Sala del Gobierno del Tribunal Superior de Justicia o el decano del Colegio de Notarios.

Apostillas y traducciones juradas

postil·la, apostilla, apostilla de la Haya

El traductor jurado no es el responsable de llevar a cabo las gestiones para obtener la apostilla, sino que es la persona interesada quien tiene que informarse de si es necesario apostillar el documento y recurrir a la autoridad correspondiente para realizar el trámite.

¿Es necesario traducir las apostillas?

Legalmente no es necesario traducir la apostilla, ya que en el artículo 4 del Convenio de la Haya se establece que la apostilla puede estar redactada en la lengua oficial de la autoridad que la expide. Sin embargo, es recomendable traducirla, puesto que podría ser que el funcionario de turno no estuviera al corriente de esto y rechazara la traducción jurada.

¿Tiene que llevar la apostilla de la Haya la traducción jurada?

Lo que aporta validez legal a la traducción jurada son la firma y el sello del traductor, nombrado por la Oficina de Interpretación de Lenguas del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación. Además, el traductor tiene que incluir una certificación en la que hace constar que la traducción es completa y fiel al documento original. Por lo tanto, si la traducción se tiene que presentar en España, no es necesario legalizar la firma del traductor.

No obstante, si la traducción se tiene que presentar ante un organismo extranjero, habrá que consultar en cada caso en la embajada o consulado del país correspondiente si la traducción que ha realizado el traductor jurado español es válida por sí misma allí. De lo contrario, se tendrá que legalizar en el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Para más información sobre las apostillas en papel o electrónicas, te puedes dirigir a la página correspondiente del Ministerio de Justicia.


En Ampersand Traducciones tenemos un equipo de traductores jurados de varios idiomas que cumplen con todos los requisitos para realizar traducciones juradas según las directrices del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Ampersand: traducción turística en Barcelona

Barcelona, una ciudad multilingüe

Ampersand Traducciones tiene sus oficinas en el corazón de Barcelona, una ciudad bañada por el mar y también, como destino turístico de primer orden, por las oleadas de turistas que la visitan cada año. Por eso, conocemos de primera mano las necesidades de traducción y, desde hace más de 20 años, os ofrecemos nuestros servicios de traducción turística en Barcelona a una gran variedad de idiomas.

La importancia de atender al cliente en su idioma

Con tantos visitantes y residentes extranjeros, y sabiendo que Barcelona es la tercera ciudad europea con más gasto turístico por detrás de Londres y de París y que Cataluña fue la comunidad autónoma donde más dinero se gastaron los turistas extranjeros en 2015, es más relevante que nunca la idea de que atender al cliente en su idioma es una formalidad elemental en cualquier tipo de negocio.

Los idiomas con más necesidad de traducción

En cuanto a los idiomas a los que hay más demanda de traducción, el ranking de 2015 sobre las nacionalidades de los turistas que pernoctan en Barcelona coincide aproximadamente con las necesidades que hemos observado:

Turistas que pernoctaron en Barcelona en 2015Variación con relación a 2014
1. Estados Unidos: 725.285+10,6%
2. Reino Unido: 719.109+6,2%
3. Francia: 675.255-0,8%
4. Italia: 541.091+11,7%
5. Alemania: 499.364+2,3%
6. Holanda: 234.122+5,2%
7. Japón: 169.247-1%
8. Suiza: 167.442+9,3%
9. Bélgica: 145.955-3%
10. Rusia: 140.975-29,2%

Traducir ¿por qué?

traducció, turisme, Barcelona, traducción turística en Barcelona

Ofrecer un servicio o un producto a medida para vuestros clientes no os servirá de nada si vuestro público objetivo no lo sabe. Si queréis que os encuentren y que lo que ofrecéis tenga un alcance mundial tendréis que recurrir a la traducción. Vuestros clientes sabrán agradeceros el esfuerzo que hacéis para comunicaros con ellos porque:

  • El 80% de los consumidores esperan ser atendidos en su idioma cuando realizan transacciones comerciales.
  • Más de la mitad de los consumidores están dispuestos a pagar un precio más alto por un producto o servicio si la documentación y la información complementaria están en su idioma.
  • Más de la mitad de los consumidores compran solo en páginas web donde la información se les presenta en su idioma.
  • Los visitantes de una página web son entre tres y cuatro veces más propensos a comprar si el contenido está en su idioma.
  • Los usuarios de Internet pasan el doble de tiempo en una página web si esta tiene el contenido en su idioma.

Dia Internacional de la Mujer… ¿traductora?

dia internacional de la mujerHoy, 8 de marzo, celebramos el Día Internacional de la Mujer para reivindicar la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, especialmente en el ámbito laboral. En el mundo de la traducción las mujeres somos mayoría. Para comprobarlo, basta echar un vistazo al alumnado de las facultades de Traducción e Interpretación. Así, pues, hoy no necesitamos reivindicar una mayor presencia de las mujeres en nuestro sector, aunque la feminización de la profesión también es un indicador de desigualdad.

De todas formas, existe un ámbito en el que creemos que el trabajo de las traductoras debería ser más reconocido: la traducción literaria. Cada vez vemos más nombres de mujeres como traductoras de libros, pero su labor no tiene la repercusión que cabría esperar.

A pesar de que los traductores no somos muy visibles, cuando se trata de recibir reconocimientos por la tarea realizada los hombres siempre destacan: si observamos la lista de galardonados con los Premios Nacionales de Traducción que concede el Ministerio de Educación y Cultura desde 1989, en la categoría de mejor traducción solo encontramos a 10 mujeres, mientras que aparecen 35 hombres, y en cuanto al premio a la obra de un traductor, solo lo han recibido 5 mujeres (sobre un total de 27 premiados).

Ante estos datos nos planteamos muchos interrogantes: ¿Por qué las traducciones realizadas por mujeres no son suficientemente buenas para ser premiadas? ¿Las traductoras llevan a cabo un trabajo correcto, pero los traductores realizan un trabajo excelente que sí que es digno de premio? ¿Realmente hay muchos más traductores literarios que traductoras? ¿O quizás todo es culpa de San Jerónimo, que se llevó el mérito de traducir la Biblia mientras sus colaboradoras quedaron en el anonimato? ¿La literatura y, sobre todo, los premios solo son cosa de hombres, como afirmaba el Informe del Observatorio Cultural de Género?

Sea como sea, esperamos que la igualdad entre hombres y mujeres avance en todos los aspectos de la vida y que cada vez veamos a más mujeres en el mundo de la literatura: autoras, traductoras y, naturalmente, ganadoras de premios de traducción.

Cómo extraer el contenido de una página web

Extraer el contenido de una página web es el primer paso para traducirla y, muchas veces, se trata de un paso crítico: a pesar de que cada día se traducen sitios web en todo el mundo, muchos de ellos no han sido pensados para extraer fácilmente el contenido en un formato editable que permita realizar de forma ágil la traducción de los textos y su posterior carga en el sistema. Como consecuencia, es habitual acabar realizando el temido «copiar y pegar» para enviar a la empresa de traducción un documento Word para traducir y, posteriormente, entregar a los programadores las traducciones en Word para que las incorporen a la página web de forma más o menos manual.

Como es de suponer, este proceso, además de implicar tiempo y recursos, facilita la introducción de errores porque, al tratar manualmente el contenido original y su traducción, es muy posible que nos olvidemos textos o que se introduzca algún error en la traducción. Por ello, a continuación explicamos algunas opciones para extraer el contenido de una página web que pueden ser útiles tanto para el cliente de traducciones como para el traductor:

  • Extracción directa desde el gestor de contenidos. Si la página web funciona con un gestor de contenidos (por ejemplo, WordPress o Blogspot) es muy probable que exista la opción de extraer el contenido en un archivo editable. Uno de los más habituales es el formato XML, aunque determinados gestores permiten exportar el contenido a archivos XLIFF o Excel. En el caso de WordPress, por ejemplo, con tan sólo unos pocos clics se puede exportar a formato XML y reimportar el contenido correspondiente a entradas, comentarios, campos personalizados, categorías y etiquetas. Estos archivos pueden ser procesados por la agencia de traducción, que puede traducirlos y devolverlos en ese mismo formato, de forma que el usuario sólo tiene que importar el fichero y se ahorra el proceso de re-maquetación. En el caso de gestores de contenidos más avanzados, también es habitual la posibilidad de extraer los contenidos en un archivo XML u otros formatos (XLIFF, Excel), pero es necesario contactar con el programador de su gestor de contenidos para que le asesore sobre cómo hacerlo.
  • Extraer el contenido de una web mediante un gestor de descargas. Existen programas que permiten descargar los contenidos de un sitio web. Con ellos se pueden descargar los archivos HTML, PDF, PNG, JPG, etc., ubicados en un sitio HTTP. Una vez descargados los contenidos que queremos traducir sólo es necesario facilitar esos archivos a la agencia de traducción para que realice la traducción y nos devuelva las traducciones en el mismo formato, a fin de que el programador cargue en nuestra web directamente el nuevo contenido.
  • Extracción en ficheros PO. La mayoría de aplicaciones de software libre (por ejemplo, Drupal o WordPress) utilizan archivos PO, que son  archivos de texto estructurado. Algunas agencias de traducción profesional, como por ejemplo Ampersand Traducciones, trabajan con herramientas de traducción asistida que permiten editar archivos PO y entregar las traducciones en ese mismo formato, por lo que si tiene que traducir dichos archivos PO, sólo será necesario que facilite dichos archivos a su agencia de traducción

extraer el contenido de una web

Finalmente, como comentábamos en nuestro post Traducción de páginas web: la importancia del testing, después de introducir el contenido traducido en la web es recomendable realizar un testing para comprobar que todo esté en su sitio: que las opciones (botones, menús, etc.) muestren el texto completo, que los enlaces funcionen, que la longitud del texto traducido no afecte a la presentación de la página web, etc.